Tras la guerra de los megapíxeles, apostar por el chip propio en fotografía es el gran arma de los fabricantes de móviles

Los fabricantes parecen estar cansándose de la guerra de los megapíxeles. El lado positivo de esta carrera es que ahora contamos con sensores de tamaño considerable, y es que es más importante el propio tamaño del sensor que la resolución que este ofrece. El siguiente paso parece ser apostar por las unidades propias de procesamiento de imagen, bien programando la NPU (Neural Processing Unit) con algoritmos dedicados al procesado de imagen o bien creando tu propio ISP fotográfico: el procesador de imágenes.

Los gigantes en el territorio móvil, sobre todos aquellos venidos desde China, están apostando poco a poco por el ISP (Image Signal Processor) propio y el apoyo en la NPU, dos aciertos a nivel técnico que, como siempre, no pueden brillar si los algoritmos de procesado no son brillantes.


Un ISP propio para controlar el procesado

Xiaomi dio la sorpresa con el Surge C1, su coprocesador propio para potenciar la fotografía del Xiaomi Mi Mix Fold. Este plegable venía con el Snapdragon 888, que ya cuenta con el Spectra 580 como ISP, pero Xiaomi añadió este coprocesador para regular el comportamiento fotográfico.

Aunque los procesadores ya cuentan con su propio ISP, los fabricantes están apostando por chips propios para dejar el procesado a su cargo

Según el fabricante, este chip adherido a la placa se encarga de controlar el balance de blancos, la exposición automática y el enfoque de la cámara. En otras palabras, un extra de hardware para personalizar al gusto el resultado final.

Tg Image 3656214991

Más recientemente hemos visto un importante movimiento por parte de OPPO con su Marisilicon, el primer chip fotográfico de la compañía. Se trata de una NPU orientada al procesado de imagen, centrándose en la eficiencia energética, la captura RAW con una pérdida mínima de calidad y apoyar en el procesado en tiempo real del vídeo en 4K, tanto HDR como en modo nocturno.

Este despliegue de hardware servirá para apoyar al presunto Snapdragon 8 Gen 1 que montarán los OPPO Find X4, con su correspondiente ISP. De nuevo, un importante movimiento para controlar el comportamiento fotográfico mediante apoyo en hardware propio.

Image 2021 12 17 12 39 31

Vivo, recientemente aterrizada en España, tampoco se quiere quedar atrás, presentando el pasado mes de septiembre su V1, ISP que debutó en el Vivo X70. Se trata de un chip orientado al procesado fotográfico y que, en concreto en el Vivo X70+, parece ofrecer resultados de primer nivel.

Esta idea no es nueva, pero con los nuevos sensores empieza a tener más sentido

Tg Image 462395910

La idea de usar una NPU o apoyarte en hardware propio para potenciar los resultados fotográficos no es nueva. Huawei, con su Mate 10, ya nos vendía las bondades de la NPU del Kirin 970 en 2017. A nivel práctico no se notó demasiado, pero ya hace años que se empezaron a dar este tipo de pasos.

2022 está a las puertas, y nos encontramos en un momento álgido a nivel de hardware. Los nuevos Snapdragon estrenan arquitectura, MediaTek apuesta por un Dimensity 9000 más que prometedor y estos procesadores, en conjunto de ISP propios, es una buena combinación.

Como siempre, ya queda en manos de fabricante que sus algoritmos de procesado sean o no brillantes, y es que de poco sirve la artillería en hardware si el software no acompaña procesando imágenes. Sea como fuere, 2022 apunta a ser un año prometedor en fotografía.


La noticia

Tras la guerra de los megapíxeles, apostar por el chip propio en fotografía es el gran arma de los fabricantes de móviles

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Ricardo Aguilar

.

Ir al artículo original
Author: Ricardo Aguilar

Powered by WPeMatico