El diputado del Grupo Mixto aseguró que está línea es deficitaria y necesita ayuda del Ejecutivo Autonómico

El Pleno del Parlamento de Cantabria aprobó la propuesta del diputado del Grupo Mixto, Juan Ramón Carrancio, para que el Gobierno regional garantice la línea de transporte que comunica Castro Urdiales, Guriezo y Liendo con el Hospital Comarcal de Laredo.

Carrancio registró una Proposición No de Ley que ha contado con el apoyo de los grupos parlamentarios del PSOE, Mixto, PRC y PP y la abstención de la diputada Verónica Ordoñez.

En su opinión de Juan Ramón Carrancio “esta línea de transporte es deficitaria y necesita su sostenimiento por medio de una ayuda del Ejecutivo Autonómico con el fin de mantener en funcionamiento un servicio que cesaría de continuar en las actuales circunstancias”.

Carrancio recordó que existe partida en el presupuesto regional dotada con más de dos millones de euros, de los que una parte considerable se destinan a subvencionar servicios públicos de transporte de viajeros.

“Es cierto que hasta la fecha la línea ya recibía ayuda autonómica, pero al ser insuficiente se complementaba con aportaciones anuales de los tres ayuntamientos afectados, al menos desde el año 2012”, incidió el diputado del Grupo Mixto.

Juan Ramón Carrancio matizó que esta cuestión no es competencia municipal al discurrir el trayecto parcialmente fuera de los términos municipales, como ya señaló en su día la Dirección General de Transporte del Gobierno de Cantabria y que ha provocado las reticencias de los técnicos municipales en sus informes.

“Ante estas reticencias es lógico que los alcaldes se muestren remisos a mantener la subvención, por lo que se solicita un complemento a la ayuda que ya venía destinando al sostenimiento de esta línea, hasta compensar lo que dejen de aportar los municipios de forma que se garantice el servicio, tal y como discurre en la actualidad”, explicó Carrancio.

La población de Castro Urdiales, que es la tercera de mayor tamaño de la Autonomía tras la capital, Santander, y Torrelavega, tiene una parte considerable de los servicios sanitarios en el centro hospitalario de Laredo, dependiente directamente del Hospital Marqués de Valdecilla, como es el caso de procesos de rehabilitación a de atención especializada o incluso ingresos hospitalarios.

Para Carrancio supone un desplazamiento de 20 kilómetros para todas aquellas personas residentes en Castro Urdiales que tengan que utilizar estos servicios.

“Hay un porcentaje muy alto de vecinos de edad avanzada que, por muchos motivos, les resulta más conveniente utilizar un servicio público de transporte en lugar de su propio vehículo particular, en el caso de que le posea”, remarcó.