Torra llama a la unidad y a la autoderminación en la Diada más dividida

ISABEL SERRANO

El president Torra durante el mensaje institucional de la Diada.

Durante el tradicional mensaje institucional con motivo de la Diada del Onze de Setembre, el president de la Generalitat, Quim Torra, ha reiterado su voluntad de continuar defendiendo el «derecho de autoderminación».

Un discurso sin sorpresas, de no ser porque Torra no ha hecho ninguna referencia a la inminente sentencia del Tribunal Supremo sobre el juicio del ‘procés’, ni a los políticos presos, ni a los que están huidos, entre ellos su predecesor el expresident Carles Puigdemont.

El president de la Generalitat, Quim Torra, ha reivindicado que «cada derecho que nos sea negado, hará falta que lo volvamos a ejercer» y se ha reafirmado en que «hay una sola manera» de resolver la voluntad de los pueblos de formar parte de un estado que «es ejerciendo el derecho de autoderminación, un derecho que pertenece única y exclusivamente a los pueblos. Y tienen todo el derecho a ejercerlo», ha sentenciado.

Torra ha clamado además a la participación en los actos convocados por la Diada y en la manifestación independentista, que estos últimos días apuntan a unas cifras de asistencia más bajas que en las de años anteriores.

El president de la Generalitat ha hecho también un llamamiento a la unidad del movimiento soberanista y ha reclamado que «no nos paremos y avancemos juntos para hacer realidad nuestros sueños y nuestros anhelos» y ha asegurado que «si aún no somos libres, es porque aún no hemos acabado el camino».

Y es que la de este miércoles es la Diada más divida que afronta Cataluña desde que en 2012 –tras la sentencia del Tribunal Constitucional contra el Estatut– las concentraciones por la Diada se volvieron multitudinarias; pasando por la del 2014 cuando la expresidenta de la ANC Carme Forcadell pronunció el «president ponga las urnas»; para este año se ha perdido el punto de unidad sobre cuál ha de ser la estrategia del independentismo por ejemplo ante la sentencia del Tribunal Supremo sobre el juicio del ‘procés’.

Así, en los días previos a la Diada el expresident de la Generalitat Carles Puigdemont y el exvicepresident Oriol Junqueras han polemizado sobre cómo responder a las posibles condenas.

El president de ERC, Oriol Junqueras, ha reiterado este mismo marte en una entrevista por escrito a RAC1 que «si la sentencia es condenatoria, atacará de lleno las instituciones de nuestro país, y la mejor respuesta será aquella que permita precisamente fortalecerlas. Hay muchas opciones sobre la mesa, pero seguro que dar la palabra a los ciudadanos siempre fortalece las instituciones».

Y ha añadido que «las urnas y la democracia no debilitan nunca las instituciones«, una afirmación con la que ha contradicho al expresident de la Generalitat Carles Puigdemont cuando rechazó un adelanto electoral porque a su juicio ahora unas elecciones «claramente debilitarían las instituciones».

Las discrepancias llegan también desde la CUP, así la exdiputada Anna Gabriel ha hecho un llamamiento al independentismo a revisar los errores que ha cometido desde otoño de 2017: «Hay que volverlo a hacer, para poder hacerlo mejor. Y para hacerlo mejor, hay que no autoengañarse, hay que mirar la realidad de cara y asumir el peso del futuro. Hay que saber que la unidad, como la verdad, es concreta y no se puede basar en el vacío», sentenció en una carta desde Suiza dirigida a la militancia anticapitalista. Gabriel ha denunciado además que lo que se dice en público debería corresponderse con la realidad.

Pero la división en Cataluña no se vive solamente dentro del independentismo, si no que la distancia entre soberanistas y constitucionalistas es cada vez más evidente y a las ausencias del PSC, PPC y Cs se suma este año también la de los ‘comuns’ que no asistirán a la manifestación de la Diada.

Ir a la fuente
Author: ISABEL SERRANO