Martín se compromete con Brittany Ferries a recibir al buque Santoña en 2023 con todas las infraestructuras “a punto”

El presidente de la Autoridad Portuaria de Santander y el CEO de Brittany Ferries se reunieron hoy, telemáticamente, para tratar sobre la marcha de las infraestructuras que el puerto está desarrollando para recibir a los nuevos buques de Gas Natural Licuado (GNL).

Ambos se refirieron además a la importancia que tiene para Cantabria la celebración en Santander de Interferries 2021.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Francisco Martín, ha asegurado hoy, tras la reunión telemática que ha mantenido con el CEO de Brittany Ferries, Christophe Mathieu, que el puerto contará en 2023 con las infraestructuras necesarias para recibir a los nuevos barcos de BF. Dos buques, propulsados por GNL, que reducirán en un 46% las emisiones de CO2 por pasajero en las rutas entre Reino Unido y España.

Martín ha explicado que el puerto está trabajando “con firmeza” para ejecutar su “hoja de ruta” y que, en 2023, tanto la nueva terminal de los Muelles de Maliaño, que dará a Brittany Ferries “la capacidad de pasajeros y mercancías que necesita” como el suministro de GNL, “estarán garantizados”.

El presidente de la APS ha agradecido a Brittany Ferries su “firme compromiso con Cantabria” que va “más allá” de su apuesta por la industria marítima de la región “creando nuevas rutas, consiguiendo que nuevos barcos operen en Santander, creando puestos de trabajo y convirtiendo Santander en paso obligado del turismo inglés”.

Martín se ha referido también a la implicación de Brittany Ferries para conseguir que la región acoja en octubre la 45ª conferencia anual de Interferry y se puso “a disposición de la compañía” para que la relación siga siendo “tan fluida y cordial” como siempre.

Para Mathieu, que estuvo acompañado en la reunión por el director de Brittany Ferries en España, Roberto Castilla, la de hoy fue una reunión “muy productiva” para tratar los “temas que nos vienen de cara al futuro” y que tienen “mucho que ver” con la marcha de las infraestructuras para albergar los nuevos barcos.

*Acerca de Brittany Ferries

En 1967, un agricultor de Finistère en Bretaña, Alexis Gourvennec, logró reunir a una variedad de organizaciones de la región para embarcarse en un ambicioso proyecto: el objetivo era abrir la región, mejorar su infraestructura y enriquecer a su gente recurriendo a socios tradicionales como Irlanda y el Reino Unido.

En 1972 nació BAI (Bretaña-Inglaterra-Irlanda). El primer enlace entre canales fue inaugurado en enero de 1973, cuando un portatanques israelí convertido llamado Kerisnel salió del puerto de Roscoff hacia Plymouth transportando camiones cargados con verduras bretonas como coliflores y alcachofas. Por lo tanto, la historia comienza el 2 de enero de 1973, 24 horas después de la entrada de Gran Bretaña en el Mercado Común (CEE). Desde estos humildes comienzos, sin embargo Brittany Ferries como la compañía fue re-nombrada rápidamente se abrió al transporte de pasajeros, luego se convirtió en un operador turístico.

Hoy en día, Brittany Ferries se ha establecido como la líder nacional en el transporte marítimo francés: un líder atípico, bajo propiedad privada, todavía propiedad de una cooperativa agrícola bretona. El 85% de los pasajeros de la compañía son británicos. Cada año se transportan unas 210.000 unidades de carga.

Brittany Ferries ha elegido el GNL como primer paso en su estrategia de transformación energética porque ofrece la mejor alternativa para hacer frente a los problemas medioambientales relacionados con la calidad del aire en los puertos. Este combustible es más limpio que el diésel; reduce las emisiones de dióxido de carbono en un 25% y las emisiones de dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno y partículas finas a casi cero.