Tiroteo entre pandilleros y policías deja un muerto en Tegucigalpa

La Prensa

Tegucigalpa, HondurasAdemás de un pandillero muerto, cuatro de sus posibles compinches fueron capturados por agentes del orden en una zona de la capital controlada por la pandilla 18.

Agentes de la Fuerza Nacional Antimaras (FNAMP) efectuaban una entrega controlada de extorsión en la colonia Óscar A.

Flores, en el sector de El Pedregal, con el objeto de tenderle una trampa a los delincuentes.

Los detectives se desplazaron al lugar adonde se entregaría el dinero que pandilleros de la 18 le habían exigido a una de sus tantas víctimas.

Al llegar a la zona y en el preciso momento en que se pagaría el ilegal canon, al menos cinco sujetos salieron en carrera tras percatarse de la presencia de la autoridad.

Arremeten.

Los antisociales comenzaron a disparar a los agentes de la FNAMP con el fin de poder escapar del lugar por medio de una zona escabrosa, cerca del río Grande, a inmediaciones de la nueva vía rápida.

20-30años de reclusión es la pena que podrían purgar los capturados por asociación ilícita El intercambio de balazos se inició, creándose una histeria colectiva en las angostas y empinadas calles de la colonia Óscar A.

Flores.

Las puertas de las casas que estaban abiertas fueron cerradas rápidamente por los colonos para evitar el impacto de una bala perdida.

Después de unos minutos de intensa persecución y de un fuerte intercambio de disparos, uno de los pandilla de la 18 cayó abatido en el solar de una casa.

Mientras tanto, cuatro de los forajidos fueron capturados por los agentes de la FNAMP, incluido uno que había logrado huir del acoso policial.

Dos de los presuntos pandilleros capturados.

El occiso fue identificado como Neylan Omar Díaz, conocido también como Fito.

Entre sus manos quedó una mini UZI, con la que habría atentado contra los policías.

Los detenidos son José Luis Chavarría Orellana (de 32), Fernando Rafael el Toro Lanza Sánchez (de 22), José Alexander Ordóñez Lagos (de 20) y un muchacho de 16 años identificado con el alias de el Rupa.

Según las investigaciones de la FNAMP, los cuatro son pandilleros de la 18 e integran la estructura de gatilleros de esta organización.

Además, eran los principales responsables de cobrar fuertes sumas de dinero por extorsión con base en amenazas de muerte o quemar unidades de transporte y negocios, en aquellos casos en los que la víctima se negara a pagar.

Les decomisaron una escopeta calibre 12, una mini UZI, (el arma que habrían utilizado para atacar a los agentes), dinero en efectivo, presuntamente producto del cobro de extorsión, cinco celulares.

Ir a la fuente
Author: