El PP considera que es el Gobierno de Cantabria quien tiene que solucionar el problema de los establecimientos de ocio nocturno

“Quien ha creado el problema, que los solucione”, afirma Iñigo Fernández

El portavoz de los populares señala que tramitar nuevas licencias municipales llevaría meses

El PP considera que es el Gobierno de Cantabria quien tiene que solucionar el problema de los establecimientos de ocio nocturno, en la línea de permitir a estos locales ejercer su actividad como bar convencional en horario de día. Para ello propone que el Gobierno apruebe un decreto matizando el de 15 de agosto por el cual suprimió la actividad de estos establecimientos.

El portavoz del PP, Iñigo Fernández ha advertido en rueda de prensa de que es el Gobierno de Cantabria el que ha generado un gran problema para más de 100 establecimientos de ocio nocturno de Cantabria que generan miles de empleos y, por lo tanto, es el que lo tiene que arreglar.

Fernández ha recordado que el Gobierno de Cantabria publicó el pasado 15 de agosto un decreto que establecía el cierre de los establecimientos de ocio nocturno en función de las licencia de actividad y no por horarios, lo que ha supuesto el cierre de bares que desarrollaban su actividad como cafetería.

La propuesta del PP consiste en la aprobación de un decreto que, en base a la disposición final décima de la Ley 12/2012 de Medidas Urgentes de Liberalización del Comercio y Otros Servicios, permita ampliar la actividad de los establecimientos de ocio nocturno para que puedan trabajar como bar.

Esta petición se fundamenta en un informe jurídico del Ayuntamiento de Santander que determina que las comunidades autónomas podrán ampliar el catalogo de actividades comerciales y de servicios previstos en el titulo uno y en el anexo de esta norma, de manera que los locales de ocio nocturno puedan ejercer la actividad como  bar de forma transitoria.

Fernández ha defendido esta vía frente a las autorizaciones provisionales, que no contempla la ley y que deja a los establecimientos a merced de cualquier denuncia e, incluso, pueden suponer una prevaricación, o la tramitación de nuevas licencias, “una tortuosa vía que tampoco es la solución porque implica una larga tramitación, de meses, y puede conllevar la ejecución de obras de reforma para adaptar los locales a la normativa en vigor.

El portavoz del PP ha subrayado que ambas alternativas suponen trasladar la solución a los ayuntamientos y a los negocios, cuando es el Gobierno el que ha generado el problema y puede solucionarlo este mismo jueves por la vía de un nuevo decreto aprobado en Consejo de Gobierno.

Fernández ha apelado al presidente Miguel Ángel Revilla para que ponga remedio a esta situación y no deje tirados a los titulares de los negocios y sus empleados, tras haber aprobado un decreto que les ha dejado a los pies de los caballos y les ha abocado al cierre. “Ahora no es momento de esconderse. Él tiene la solución a este problema”, ha añadido.