The Witcher (Serie de TV): Barbudos milenials, esta serie no es para vosotros.

Se les oye venir. Hordas de barbudos procedentes de las noches de visionado de series míticas de HBO. Los hijos de El Señor de los Anillos, que luego crecieron bajo las toneladas de basura que iba soltando Juego de Tronos, mientras se recortaban las barbas llenas de restos de sopa. Los hijos nacidos de aquellos que les dijeron que si no veian The Wire nunca llegarían al nivel de hipster total. Hijos de Marvel, que no conocen a Hitchcock porque sus películas no están en 4k, pero se excitan con los golpes de sonido y efectos de los Vengadores, barbudos que nunca verán una película de los 80 porque les da verguenza ver el cine que amaban sus padres.

Ya se acercan, se les oye a la distancia murmurando que ellos conocían la saga de Sapkowski cuando en realidad no son capaces de tocar un libro ni con un palo. Se les oye decir que la obra de CD Projekt es muy fiel al universo de los libros, para sobrevalorarla, ávidos de que el mundo entero se entere de lo bueno que fue The Witcher 3, cuando realmente a la mayoría del planeta no le interesa. Los mismos que se saltaban los diálogos del juego y presumían diciendo que se lo habían pasado en 30 horas, para más tarde, a la misma velocidad que crecían sus barbas, decir que fueron 100 horas, y finalmente 1000 horas.

Oh sí. Aquí están los expertos barbudos dando lecciones de lo que es cine y lo que no lo es, lo que es una buena serie y lo que no. Ellos os van a dar la lección de vuestras vidas. Porque son poseedores de la razón de la cultura. Los hijos de Breaking Bad y True Detective (y de los Soprano por obligación) dando lecciones a sus propios padres de qué es cine y qué no.

Esta serie no es para vosotros. En The Witcher se plantea contar la historia de tres personajes, pero no lo hace al modo Marvel, o sea, para un niño de 10 años, sino como quieren los guionistas, o sea, como les sale de sus santas pelotas. Pues es que resulta que si esto es muy confuso para vosotros, Mullholand Drive os parecerá una tomadura de pelo de Lynch.

Alejaros de esta serie, que aquí la fantasía os va a dejar ciegos. No encontrareis el CGI de Iron Man porque aquí se ha mezclado la antigua usanza (esa que nunca habéis visto porque os dan verguenza vuestros padres) con robótica. Vosotros que tenéis en un pedestal las batallas de Peter Jackson, en donde no se veía nada porque estaban MAL RODADAS, ahora se os oye maldecir las de The Witcher, porque no hay CGI. Aunque aquí se vea todo bien y no se haga casi uso de la cámara loca en mano.

Hijos de la incultura de los primeros 20 años de siglo XXI. Dejaros crecer más la barba, que será la próxima moda, y no veais The Witcher. Es el mejor consejo que alguien os podrá dar nunca. De nada.

Patxi Álvarez