Otra serie de zombies más… bueno, de zombies realmente no, porque los muertos brillan por su ausencia. Cuántas series son necesarias para dar con una que merezca la pena?? TWD empezó bien, pero temporada tras temporada se fue convirtiendo en una plasta infumable. Luego llegó Fear y más de lo mismo, pero desde el principio. Ahora llega, como he leído por ahí, la que nos ocupa, la versión milenial… con protagonistas de lo más…hostiables, a falta de una palabra mejor.

https://youtu.be/luJ0UTZPeas

Tenemos a las dos hermanas, una blanca y una negra. La blanca, una versión emo de las niñatas actuales de 16 años, más adolescente que nunca, cabreada con el mundo y muy dura cuando no hay un zombie delante. Y digo UNO porque con uno basta para que le suponga un problema. La hermana negra, es lo más odioso de la serie. Una chica no entrada, no…hundidita en carnes, porque en ese apocalipsis comen de puta madre y hay gente rolliza, por lo que parece.

Verla con la ropa apretada como si saliese de finde, con ese trote cochinero cuando huye de los muertos…porque no corre..no puede!! Se limita a trotar y caerse (creo que para no seguir corriendo consciente de lo ridícula que parece). Es la moralista del grupito, lo cual la hace más insoportable.

Luego está el grandullón lelo, que es la versión adolescente de Eugene (el bobalicón original de TWD), tan memo como él. Lo compensa con un pasado violento y un arma, una llave inglesa tamaño familiar que debe ser su mejor amiga porque carga con ella a todos lados pero no se le ve usarla, y tiene que pesar de la ostia.

Y por último, la mascotita, el nerd, el crío de 40 kilos vestido de Dr. Who español de los 60 con traje de pana incluido. Se limita a hacer fotos y echar de menos a mama. Como ya tenemos a un gordo, y a una chica negra, qué falta para hacer la serie más inclusiva? exacto, el homosexual. Es uno de los dos adultos del grupo, chicarrón gay con aires de Mad Max, bueno, todos tienen esos aires de grupito duro porque todos visten con chaquetas de cuero.. molando, como debe ser… Y que realmente es el guardaespaldas o la niñera, porque el grupito de cuatro críos son quienes dicen lo que se hace.

Y la chica adulta, que podría estar como no estar… es la que empatiza con las chicas y se cuentan las cosas… Porque eso es la serie, confesiones, anhelos, historias tristes de antes de que todo comenzara… De vez en cuando aparece algo original, como un zombie cubierto de plantas que han crecido desde dentro… u otro con una colmena de avispas… pero por lo demás, la misma bazofia a la que estamos acostumbrados con las otras series de zombies.

Por supuesto, hay una misión, encontrar al papi de las chicas, hay unos malos malísimos (una irreconocible Julia Ormond) que están vinculados con las otras series de TWD pero que no suscita ningún interés. Me he visto 4 o 5 episodios por puro masoquismo mezclado con el confinamiento. Ni uno más…..(la acabe con mucho esfuerzo el otro dia….ni yo me lo crep)

Nunca he deseado tanto que los zombies se los cargasen a todos los protas como en esta serie… Pero a la primera, a la negra gordita..se le coge asco desde el primer episodio. Por cierto, más malos no pueden ser como actores, ni siquiera llega uno a empatizar con un maldito personaje… bueno si… los zombies. Y porque no hablan que si no, ya se encargarían de joderlo.

Parece fruto de una noche de gintonics donde a los creadores de una saga que ha ofrecido grandes momentazos, se les ha ido la pinza queriendo juntar un mundo de «vacíos», años después del fin del mundo, con unos protas que más bien parecen salidos de una serie de Disney Channel.

Cuando se acerca el final definitivo de la serie principal, se les ha ocurrido hacer un nuevo “spin-off” con protagonistas jóvenes, que por lo que se intuye, está situado bastante tiempo después de que los caminantes empezaran a hacer de las suyas.La empatía con los personajes es nula, teniendo todos ellos bastante poco carisma como para que nos importe algo lo que les pase.

No hay tanta sensación de peligro o amenaza constante, y el argumento marea mucho la perdiz y no se centra en lo que nos gusta. Parece claro que se han aprovechado del éxito de la franquicia para colarnos una burda, simple y aburrida serie juvenil en la que al final el contexto es lo de menos.

Es una serie que, como la veas con el móvil a mano, terminarás cogiéndolo, y si no, pues pensando en la próxima lista de la compra, ya que la serie es más poco inmersiva que ver una partida de ajedrez fuera de “Gambito de dama”.

Los zombies salen relativamente poco, y no dan tanta guerra como en las otras series. Prefieren gastar más tiempo en escenas lentas y tediosas. Además, ahora están más podridos porque ha pasado más tiempo, pero también están peor hechos. No es que sean cutres, pero se nota que han trabajado menos el tema del maquillaje.

La segunda temporada la va a ver su tía.

Por cierto, voy a ser políticamente incorrecto. ¿De una madre negra puede salir una hija negra y otra completamente blanca? Se les va de la mano el tema de la igualdad a estos estadounidenses. Quizás lo expliquen más adelante, pero eso no lo voy a saber nunca, porque la serie es tan insoportable que la he tenido que abandonar a mitad del quinto episodio(al final la acabe…) (“Surcando las aguas”). ¡Muy mal!

Patxi Álvarez @patxosovic