Tras «Roger y yo», en el que el Michael Moore intentaba encontrar al presidente de la General Motors que acababa de cerrar una serie de fábricas, «The Big One» es una vuelta a Estados Unidos a la búsqueda de directores de grandes empresas que tienen unos beneficios considerables, pero en las que el trabajo cada vez es más precario. El director se enfrenta a muchas dificultades para encontrar a los directivos, que siempre dicen no estar disponibles. Pero finalmente, podrá hablar con uno de ellos, Phil Knight, el presidente de Nike, una de las compañías americanas más prósperas. El encuentro será una sorpresa para ambos…

FICHA TECNICA

Título:            THE BIG ONE

Duración:       91 min. (Estados Unidos. 1997)

Director:        Michael Moore

Guión:            Michael Moore

Fotografía:    Brian Danitz, Chris Smith

Música:          The World-Famous Blue Jays

Reparto:        Documental, intervenciones de: Michael Moore

Productora    Miramax

Premios

1998: Asociación de Críticos de Boston: Mejor documental

MIS COMENTARIOS

He visto varios de estos documentales/películas de Michael Moore, siempre incisivos con el sistema socio-político-económico de EE.UU., y con un significativo alcance social en sus trabajos. Este de The Big One, no le había visto, y quise incorporarlo a mi videoteca y disfrutarle en este tiempo complejo y difícil de pandemia de COVID y dramático de la guerra Rusia-Ucrania-OTAN que nos atenaza con sus tentáculos desgarradores.

El tema central descrito en la sinopsis nos muestra a Moore durante una gira por los EE.UU. en ocasión de la presentación de su libro DOWNSIZE THIS!, pulsando el estado de su sociedad y denunciando las desproporciones entre las grandes fortunas empresariales y las carestías básicas de las familias de clase humilde norteamericanas.

Era la “era Clinton” cuando en 1995 en EE.UU., Moore había rodado una película con argumento, CANADIAN BACON (Operación Canadá), que nos muestra a un presidente (Alan Aida) y a un grupo de asesores civiles y militares que, para recuperar popularidad en las encuestas, le sugieren iniciar una guerra fría con Canadá. Era la tónica de la época, en que “cualquier descenso en la popularidad de Clinton era recuperado mediante alguna aventura exterior”, según algunos analistas. Los bombardeos de Irak y Serbia fueron “daños colaterales” de los deslices del presidente con su secretaria, Mónica Lewinsky.

Durante los años 1995-1997, Moore los pasó escribiendo el libro Downsize This!Reduzca el tamaño de esto!)[1] y documentándose sobre el origen de las injusticias sociales y las desigualdades en la sociedad norteamericana. The Big One, se filmó durante la gira de presentación del libro por diferentes ciudades de los EE. UU., y resume lo esencial de la documentación reunida por Moore para la edición del libro.

Cuando vi el título de The Big One, no lo asociaba con la supuesta trama del documental, porque el significado literal es: “el grande”, pero Moore quizás pretendía significar el dramatismo ante el futuro de grandes capas de la sociedad norteamericana: despido, paro, falta de protección social, etc., y el documentalista pretende lograr un efecto de arrastre a base de sus denuncias y activismo, logrando se sumen más y más gente y finalmente, lograr un cambio radical. Tristemente no lo ha logrado en la dirección deseada, el “liberalismo”, lo logró Donald Trump, pero hacia el “conservadurismo”.

Me quedan muchos de los documentales elaborados por Moore, pero en los que he visto hasta ahora, él siempre forma parte del espectáculo, y en este de The Big One, más que en ninguno de los anteriores. Aprovecha para en su gira preparada por su editora Random House, apoyar a trabajadores en huelga, la constitución de sindicatos, intenta entrevistarse con directivos de empresas que no obstante tener beneficios impresionantes, intentan deslocalizarse de EE.UU. para aumentarlos, y denuncia los excesos del capitalismo norteamericano.

Me fue interesante ver como en 1997 cuando se hizo el documental, todavía no había comenzado la gran crisis de las subprime de junio de 2007, cuyas consecuencias aun soportamos, fruto del neoliberalismo más depredador: despidos masivos, aumento del coste de vida, pérdida de poder adquisitivo de los salarios, sindicalismo domesticado, deslocalización empresarial y aumentos de abstención electoral[2].

En el documental Moore hace gala de su ingenio como orador y una capacidad para en sus alocuciones en directo divertir al espectador, desde el uso de gaps como imitando a conocidos grandes directivos o proponiendo iniciativas surrealistas.

El documental nos muestra como el público norteamericano le ha dado desde hace décadas la espalda a su clase política y por qué vota menos de la mitad del electorado. En general rondan el 50-60% de votantes en las elecciones desde 1908[3]. Si hay un hecho destacado en el documental de Moore es el caso de Nike. Una entrevista en la que el propietario de Nike, Phil Knight[4] argumenta que algunas empresas se van de EE.UU., no solamente por aumentar sus beneficios sino porque “el trabajador norteamericano está desinteresado por lo que produce, tiene una productividad mucho más baja y es poco hábil”. El fenómeno de la deslocalización industrial que empezó en EE.UU. hacia los años 70, tanto para optimizar recursos y costes como para evitar las imposiciones del sindicalismo norteamericano, que según muchos empresarios llegaban a extremos absurdos.

El documental de Moore The Big One en mi opinión toca demasiados temas, sin que destaque ninguno. Moore habla de Flint, el Estado de Detroit, de donde es oriundo, la ciudad de la General Motors que hoy atraviesa un periodo previo al descrito en la serie Mad Max. Flint es conocida como “la peor ciudad de los EE.UU.” Extraordinariamente afectada por el ocaso de la GM que repercutió, a los empleados de esta empresa y a decenas de miles de empresas proveedoras. La tasas de paro real alcanzó el 40% o más.

Es verdad que no le llega a la altura de la documentación y realización de “Fahrenheit 9/11” y “Bowling for Columbine”, pero este documental se hace muchísimo más ameno a la hora de verlo. Si bien la búsqueda y las entrevistas de Moore con algunas de las principales figuras de la industria estadounidense son tenaces e intrusivas, es una búsqueda justificada en términos de lo que está sucediendo como consecuencia de las políticas de estas industrias.

No hace falta decir que sus puntos de vista y críticas no serían apreciados por aquellos en el ala derecha de los argumentos en los que se involucra, en esta película o en general. Los conceptos principales de Moore son aquellos como la equidad, la justicia, las buenas prácticas laborales y el valor intrínseco del trabajo. La película contiene confrontación, humor, debate sólido y entrevistas y acción con una sección representativa justa de la fuerza laboral de los Estados Unidos.

Los ingredientes para los documentales posteriores de Michael Moore están contenidos en esta película documental y, si no hubiera visto algunas de sus posteriores, este primer esfuerzo ciertamente habría despertado mi apetito por más de Moore. Hay que ver la película-documental, aunque se esté de acuerdo o en desacuerdo con su enfoque y evaluaciones, pero, sobre todo, se comprenda que su labor de difusión está buscando despertar conciencias sobre los excesos del capitalismo norteamericano generador de las desproporciones entre las carestías de la inmensa mayoría de la familias trabajadoras y las grandes fortunas empresariales.

Jorge A. Capote Abreu

Santander, 22 de marzo de 2022

[1] Es un libro del autor y productor estadounidense Michael Moore. El libro es una mirada al estado de los negocios y la industria en los Estados Unidos y el poder que tienen sobre el gobierno de los Estados Unidos.

[2] https://seriestvinfo.com/2017/01/25/the-big-one-michael-moore-de-gira-por-eeuu/

[3] El martes 3 de noviembre de 2020, se celebraron en Estados Unidos las 59ª elecciones presidenciales para decidir el que será el nuevo presidente de los Estados Unidos de América durante los próximos cuatro años. A fecha de 8 de noviembre, y con el proceso de recuento aún no finalizado, los votos contabilizados representaban el 62,4% de la población en edad de votar en los EE.UU. Este valor supone el nivel de participación más alto de los últimos 50 años, rebasando en 0,4 puntos porcentuales el récord establecido por la elección presidencial de Barack Obama en 2008. De todas formas, de cumplirse las estimaciones, el proceso electoral que ha convertido al candidato Joe Biden en el nuevo presidente del país y a Kamala Harris en la primera mujer negra y de ascendencia sudasiática en ocupar la vicepresidencia podría alzarse como el de mayor participación de la historia de Estados Unidos.

[4] Philip Hampson Knight (Portland, Oregón, 24 de febrero de 1938) es un director ejecutivo estadounidense. Este multimillonario magnate es el fundador de la empresa Nike, además de ser el dueño de Laika.