El consejero de Desarrollo Rural, junto al de Obras Públicas, han asistido a la tradicional subida del ganado a los puertos de Sejos

El Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, va a llevar a cabo este año la mejora de las pistas de Sejos y Venta Vieja, con una inversión superior a los 200.000 euros, con el fin de dinamizar una de las zonas ganaderas “más importantes” de Cantabria y contribuir a potenciar el sector y el medio rural.

En el caso de la pista de Sejos, las obras de renovación y acondicionamiento consistirán en el bacheado, repaso, extensión de zahorra, limpieza y mejora de cunetas, así como la colocación de doce caños para la evacuación de aguas y la mejora de la escollera sobre una longitud de 15 kilómetros, desde el inicio de la pista hasta el límite con Polaciones.

Por su parte, las mejoras que se llevarán a cabo en la pista de Venta Vieja consistirán en el bacheado, repaso, extensión de zahorra, limpieza de cunetas y la colocación de tres caños para la evacuación de las aguas sobre una longitud de 11,6 kilómetros, desde el pueblo de Colsa Hera su entronque con la pista de Espinas.

Así lo ha anunciado hoy el consejero Guillermo Blanco, durante su participación en la tradicional subida del ganado al puerto de Sejos, en la que han participado más de 2.500 cabezas de ganado, entre vacas, caballos y ovejas, y a la que también han asistido, entre otros, el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio y Urbanismo, José Luis Gochicoa; los alcaldes de Ruente, Jaime Díaz, y de Cabezón de la Sal, Víctor Reinoso; miembros de las corporaciones municipales de Los Tojos y de Cabuérniga; varios diputados regionales; representantes del sector, y ganaderos de la zona.

“Es la inversión más importante que se ha hecho en los últimos años en estas pistas”, ha subrayado Blanco, tras saludar a los ganaderos y mostrar su satisfacción por que se pueda volver a celebrar esta actividad ganadera después de lograr superar los episodios de brucelosis de antaño que obligaron a suspender estas subidas pero que, gracias a la mejora de la sanidad animal experimentada en los últimos años, “puede volver a celebrarse y disfrutarse”.

El consejero ha insistido en el empeño del Gobierno de Cantabria en volver a colocar al sector primario en el centro de la economía regional mediante un apoyo constante como “aliados” para dar respuesta a sus necesidades y ayudarle a la hora de afrontar problemas y riesgos.

Tras la reunión de ayer Blanco calificó hoy en Sejos, a la Vicepresidenta Cuarta del Gobierno y Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico Teresa Ribera Rodriguez, como la mas nefasta ministra de la historia. Así, se ha referido a la amenaza que supone el lobo para la ganadería en extensiva y, especialmente, con la intención del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de incluir a esta especie en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE).

Teresa Ribera, una ecologista de despacho a la que le gusta pasear por la sierra de Madrid, ha obviado las opiniones de los gobiernos de Galicia, Asturias, Cantabria y Pais Vasco e impone «manu militari» sus conceptos de salón pasando por encima de los ganaderos extensivos de la cornisa del Cantábrico.

De esta forma el Gobierno de Sanchez ataca directamente el sector ganadero al considerar, según Blanco, que el coste electoral es bajo.

Blanco ha asegurado que Cantabria va a seguir realizando controles de la especie, tal y como establece el Plan de Gestión del Lobo del Gobierno regional, con el fin de lograr el control de la población de esta especie y el “necesario” equilibrio entre su conservación y la actividad ganadera, “esencial para el desarrollo del medio rural”.

“En Cantabria no queremos aniquilar al lobo, presumimos de él, pero hay que seguir controlando su población”, ha subrayado Blanco, quien se ha dirigido a los presentes para agradecer a los ganaderos que mantengan esta tradición y cuiden con sus explotaciones de los “maravillosos paisajes” que integran la Mancomunidad Campoo-Cabuérniga porque, en su opinión, “sin la actividad ganadera Cantabria no sería lo que ha llegado a convertirse hoy en día”.

Les ha agradecido el esfuerzo y la profesionalidad con la que han trabajado durante la pandemia, “sin parar un día”, para garantizar el abastecimiento de alimentos a la población, al tiempo que han contribuido a la conservación del medio ambiente.

Blanco ha tenido palabras de agradecimiento a los agentes del Medio Natural por la “extraordinaria” labor que realizan en favor de la conservación del patrimonio natural de Cantabria, “vigilando el medio ambiente y velando por el cumplimiento en todo momento de la normativa que lo ampara”.

Del mismo modo, ha puesto en valor el “magnífico” trabajo que realizan en materia de prevención, detección, extinción e investigación de incendios forestales, así como su labor de vigilancia e inspección en materia de caza, pesca, espacios naturales protegidos y aprovechamientos forestales, conservación de las especies amenazadas y control de especies de fauna que provocan daños.

Subida y homenaje a José María Cos

Procedentes de los diferentes pueblos del valle, los animales han realizado la ascensión al puerto de Sejos bajo la supervisión de sus propietarios, que como es tradición, dejan a sus animales en las diferentes majadas para que pasten durante la época estival.

Además de la tradicional ‘subida’, se ha celebrado una misa en homenaje a José María Cos, quien fuera alcalde durante muchos años de Cabuérniga y presidente de la Mancomunidad Campoo-Cabuérniga. El acto ha finalizado con una comida campestre junto al monolito en su memoria.

En breve ofreceremos un amplio reportaje del día en Sejos