despropósitos comercio

Poca vergüenza del PP