Tejerina subraya que los niños de familias vulnerables tienen garantizado el servicio de comedor en verano

La concejala de Familia y Servicios Sociales, María Tejerina, ha subrayado hoy que los niños de familias vulnerables de la ciudad tienen garantizada una alimentación adecuada durante el verano a través del programa municipal ‘El Veranuco’, así como a través de las ayudas económicas para la compra de alimentos y productos de primera necesidad.

Tejerina ha destacado que el Ayuntamiento santanderino “comparte plenamente la preocupación” del Defensor del Pueblo por la alimentación de los menores de familias desfavorecidas.

“Tanto es así, que contamos con varias líneas de actuación para garantizar que esos niños reciban una alimentación adecuada también durante las vacaciones estivales”, ha afirmado la concejala.

Así, ha resaltado que una vez más el Ayuntamiento ofrecerá 440 plazas de comedor en ‘El Veranuco’, con preferencia para hijos de familias atendidas por los servicios sociales, y ampliables si fuera necesario, para que ninguna familia que lo necesite se quede sin esta prestación.

Según ha indicado la edil, “con esta medida, no sólo se asegura que los pequeños tengan el servicio de comedor, sino que además, se hace en un ambiente que favorece su relación con otros niños”.

Además, ha señalado que el Ayuntamiento ofrece también ayudas económicas para la compra de alimentos a través del Fondo Extraordinario para la Sostenibilidad Familiar, otra forma de asegurar que los menores tengan cubiertas sus necesidades alimentarias.

Tejerina ha insistido en que todas las familias que lo necesitan “son atendidas y tienen garantizada la alimentación de sus hijos” tanto durante el curso, a través de las ayudas económicas y las becas de comedor, como en el periodo de vacaciones estivales.

Ha recordado que las políticas sociales son una de las prioridades del equipo de gobierno, que dedica cada año 21 millones de euros a este área y “no va a escatimar medios ni recursos para seguir ofreciendo toda la ayuda que sea necesaria a las familias santanderinas”.