La técnica del trasplante pulmonar ex vivo simula que los pulmones de un donante de órganos que van a ser trasplantados se conserven como si estuviesen en un cuerpo humano, en las mismas condiciones de ventilación, circulación y temperatura, lo que permite que lleguen al receptor en las mejores condiciones.

A través de esta técnica, explicada en el XV Congreso de la Sociedad Andaluza de Cirugía Cardiovascular, es posible mantener la circulación sanguínea del paciente intervenido por lesiones cardiocirculatorias y que necesita mantener artificialmente la función del corazón extracorpóreamente. También permite también recuperar daños que puedan tener los pulmones, por lo que mejora la tasa de éxito.

Ir a la fuente
Author: Gabinete de Prensa