EUROPA PRESS

  • El juicio sobre el supuesto fraude de subvenciones ocurrido en la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) hace 20 años ha sido suspendido este martes en su primera jornada al alegar las defensas indefensión por no poder acceder a miles de folios.

Rafael Sánchez Sostre en el juicio por fraude en la CEG

Durante el arranque de este juicio, que tendría que haberse celebrado hasta el mes de octubre y ahora queda aplazado, la fiscala ha achacado que esta documentación no fuese incorporada formalmente al caso a «una problemática del día a día» en el funcionamiento del juzgado de instrucción al «traspapelarse», si bien sostiene que «todas las partes» han tenido conocimiento de ella.

En cambio, las defensas alegan indefensión al no haber poder accedido a 21 tomos de la causa -la cantidad total difiere entre los 6.000 y los 9.000 folios en función de lo que dice cada parte-. Por ello, han reclamado una suspensión, a la que ha accedido el tribunal, así como una nulidad parcial de actuaciones sobre la que todavía se debe decidir.

El presidente de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña -con sede en Santiago-, Ángel Pantín, ya ha avanzado que hasta, por lo menos, el mes de febrero de 2020 la agenda de esta sala está completa, por lo que antes no podrá celebrarse. Las dilaciones en este proceso han llevado a que el juez haya pedido «perdón» en el cierre de su intervención de esta sesión.

Para ejemplificar la dilación en este proceso, el abogado de Rafael Sánchez Sostre, principal acusado que fue secretario de la patronal gallega, ha explicado que comenzó con 40 años en la causa y ahora tiene 59. «Me voy a jubilar antes de que se termine», ha afirmado en una intervención en la que ha pedido la prescripción de los delitos.

(Habrá ampliación)

Ir a la fuente
Author: EUROPA PRESS