No hacía mas que verlo: antes de su visionadome temía que un puñado de haters (Los cuales la inmensa mayoría se definen a si mismos como fans de la saga) , defenestrarían la película, y todas las posibles críticas previas al estreno de la cinta serían la inmensa mayoría negativas. Pero yo voy un poco contracorriente, me explico: cuanto más me digan que no he de ver una cinta, mayores ganas tendré de echarle un vistazo. Si en el caso que nos ocupa se tratase de cualquier otra saga, sería distinto. Pero hablamos de Star Wars, una historia atemporal, una epopeya con la que numerosas generaciones han crecido.

De algún modo, pretendo que esta crítica sea no solamente mi exposición subjetiva sobre impresiones que me haya causado la cinta, sino también una llamada a la reflexión sobre la forma en que debemos entrar a la sala de un cine: sin ideas preconcebidas, dejándonos llevar, no teniendo en cuenta detalles previos (incluso de cintas anteriores, solo lo mínimamente importante) y permitiendo que nos dejen sorprendernos. El cine, desde mi punto de vista, tiene esa virtud. Entiendo que en esta era digital, con toda la sobreexposición de información, sea más difícil de conseguir. Pero volvamos al asunto, ¿De verdad es un final tan decepcionante?¿O por el contrario es un final bien perfilado y construido, respetuoso con el legado de la saga? Veamos por puntos.

-La historia que nos cuenta: primer gran punto a favor para el señor J.J.Abrams. Sin duda ha de ser realmente complicado que, tras un episodio tan transgresor (En casi todos sus aspectos) y tras un episodio VII continuista y que se entregaba al fandom y al vende-taquillas, pudiesen construir una historia que, ahora si, fuese un empuje definitivo a una trilogía de películas que lo necesitaba. Ya no solo por la cohesión argumental, sino por lo que llamamos la «esencia» de Star Wars: ese conjunto de situaciones que viven unos personajes bien construidos, con los que empatizamos, y que se resuelven de forma épica y siempre con enseñanzas en valores como la redención (Abajo comentaré una escena sobre este aspecto que realmente me ha dejado huella) o la compasión.

Casi todas las preguntas relevantes que nos estábamos haciendo en episodios previos quedan aquí resueltas de forma coherente, guardando sorpresas grandes para la segunda mitad de la cinta. No se deja hueco para la pausa, el ritmo es trepidante, sin respiro. 2 Horas y pico que se pasan en un santiamén (Y esto es siempre bueno)

-Los personajes : clara evolución del personaje de Rey (Al fin sabemos su procedencia, pero es que incluso eso se relega a un segundo plano viendo la grandísima interpretación de Daisy Ridley) mostrando un personaje que aún busca saber quién es realmente, y que se ve tentada por aquello que precisamente aun desconoce; un Kylo Ren que madre mía, da miedo este actor. Realmente Adam Driver consigue lo imposible, que un personaje tan malvado en las dos cintas previas llegue a caernos bien, tan bien que sintamos lástima.

Carrie Fisher como siempre única (Han reciclado escenas rodadas anteriormente y las han conseguido fusionar con las nuevas , lo cual ya tiene mucho mérito) y Mark Hamill esta vez , aunque muy breve, tiene mucha presencia. La vuelta al ruedo de Billy Dee Williams como el inigualable Lando Calrissian es un grandísimo acierto.

Le aporta a la cinta un toque mas solemne (Un superviviente del antiguo grupo, ya curtido en mil batallas). Chewbacca como siempre carismático y entrañable, pero sobretodo la gran sorpresa de la cinta me la he llevado con el tratamiento que le han dado a C-3PO. Me explicaré: en todas las cintas anteriores, a pesar de que se le daba mas protagonismo en algunas de ellas, nunca tenía este personaje algo realmente relevante que aportar a la trama (Salvo en el ep IV quizá, al recorrer el desierto junto con su amigo R2-D2) y sin embargo aquí han decidido, en un aporte de guion que yo encuentro soberbio, darle mas importancia, presencia y relevancia.

Todo un tributo a Anthony Daniels, que lleva ya con nosotros 9 películas. Bien merecido. Finn está muy bien, aunque no se porqué sigo viéndolo como un secundario más que como protagonista, y poe entrañable como siempre. Del resto de secundarios, todos cumplen su papel de forma correcta. Pero sin duda destaco una vuelta que me ha parecido un guiño brutal a las películas clásicas.

-La BSO : nada que decir. John Williams, de nuevo y en la que presumiblemente será la última vez que lleve la batuta de la banda sonora de esta saga, nos deleita con unas melodías soberbias (Ojo a esa pieza oscura y siniestra que mezcla fragmentos de otras piezas anteriores). 9 Películas, 9 Scores increíbles que quedan ya para la posteridad.

-Sus enseñanzas: la gran base con la que juega yo creo toda la cinta, es la rebelión contra la opresión. La historia de esas personas que ante la tiranía, deciden luchar juntos y nunca perder jamás la esperanza. Esto no es algo nuevo, ya lo habíamos visto con las películas anteriores, especialmente en la primera trilogía. Pero aquí, mediante la resistencia , asistimos a una nueva vuelca de tuerca de este concepto de lucha entre el bien y el mal. Porque la esperanza es lo último que se pierde, y Star Wars es esperanza (Otros aspectos los expondré abajo)

-Lo que nos transmite: y es aquí donde realmente la película gana enteros. En la forma en que al menos a mí, me ha hecho sentirme despues de su visionado. Ilusionado, como un crío cuando ve por primera vez una película de Star Wars. ¡Bravo!

-Si tuviera que coger una sola escena, hay una en especial que me ha impactado profundamente y me ha dejado huella. La escena en que Ben Solo al fin se redime. Todo en sí en esa escena es perfecto: como Leia , consciente de su final, decide hacer un último intento de llamamiento a su hijo, al de verdad, no al de la máscara; cómo éste, incapaz de contenerse, suelta de sus manos su sable láser, como rey aprovecha para atravesarlo y como posteriormente decide, mediante su compasión , curarlo con su fuerza. Cómo tras este incidente vemos a un Kylo Ren reflexivo, mirando al horizonte, para dar paso a la aparición de Harrison ford y que éste le diga :»Vuelve, te echamos de menos» ….Arroja su espada de luz al mar , y Ben Solo regresa. Sublime.

-Palpatine. He dejado este punto para el final ya que lo considero lo más extraño de toda la cinta. Por un lado, si que veo justificada su aparición, además de genialmente ejecutada su puesta en escena introductoria. Pero de algún modo siento que , al traerlo de vuelta, el visionado de las películas clásicas queda de alguna forma alterado negativamente. Si recordamos, con la muerte del emperador, Darth Vader consigue redimirse y salvar la galaxia. Si el emperador realmente no había muerto, significa que todo lo que ocurrió en las películas anteriores no sirvió para nada. Por no mencionar que las precuelas nos cuentan la historia de, por lo que se ve, el no-elegido. Ya que esta cinta nos da a entender que es Rey, y no Anakin Skywalker, el que trae finalmente el equilibrio a la fuerza. ¿Como es capaz de resucitar el emperador? Nos lo dan ya digerido, ya hecho. Y todo lo que podamos pensar queda en el aire. No explicado. Eso si, Ian McDiarmid esta de nuevo magnífico, mostrándonos un emperador aterrador, esta vez pletórico de poder y representando a todos los Sith anteriores.

-Existen algunos puntos menores que restan calidad al conjunto, pero que no afectan al conjunto total. Por ejemplo, la poca importancia de algunos secundarios (El general Hux está desaprovechado).

-Los guiños a las cintas clásicas, que aquí se cuentan por decenas. Por poner dos ejemplos brutales: la vuelta, aunque sea por unos segundos, de Wedge Antilles, compañero de Luke en el ataque a la Estrella de la Muerte; o esa escena en la que el fantasma de Luke eleva desde las aguas su ala-X, en un claro homenaje a la escena del episodio V cuando en Dagobah saca su misma nave del pantano el gran maestro Yoda (Incluso ponen misma música y todo).

En conclusión me complace afirmar que es un gran final, una de las mejores películas de la saga y el cierre que la historia épica de los Skywalker merecía.

Patxi Álvarez