Sin bajadas de sueldo y con un máximo de 32 horas de trabajo: así es la semana laboral de cuatro día de la Comunidad Valenciana según su impulsor

La semana laboral de cuatro días lleva escuchándose con fuerza creciente desde hace aproximadamente dos años, y ahora su sonido se ha hecho atronador. A las diferentes propuestas y pruebas que se han llevado a cabo en el sector privado, tanto en el extranjero como en España, se va a sumar en breve el primer programa público de ayudas para extender esta reducción de la jornada a 32 horas semanales en nuestro país: el que va a lanzar la Comunidad Valenciana para 2022, dotado de un presupuesto de 10 millones de euros.

El proyecto tiene tanto defensores como detractores, y cuenta con dos escollos de suma importancia: del lado de los empresarios, la preocupación sobre cómo van a mantener la rentabilidad si sus empleados trabajan menos y cobran lo mismo, y del de los trabajadores, el miedo a que les reduzcan el sueldo en proporción a las horas que dejan de trabar. Para resolver estas y otras dudas, en Xataka hemos hablado con el principal impulsor del plan valenciano, Enric Nomdedéu, secretario de Empleo de la Generalitat.

Nomdedéu explica que la intención a largo plazo del programa es mejorar la productividad de las empresas españolas a través de una mejor organización y de la mejora de la calidad de vida de sus trabajadores, ya que considera que los empleados pueden rendir lo mismo trabajando un día menos si la empresa consigue que estén más felices y menos estresados.

“Nosotros nos hemos encontrado con un problema organizacional, nuestras empresas están mal organizadas. Con este programa, lo que queremos ofrecer es la posibilidad de mejorar su productividad a través de ayudas económicas, a la contratación y a la formación, dotándolas de instrumentos innovadores que les permitan producir lo mismo con menos horas de trabajo”, señala.

El plan valenciano, por lo tanto, tiene tres líneas de actuación en lo que se refiere a las empresas. La primera, y más importante, es la ayuda económica directa. La Generalitat ofrecerá una subvención que compensará al 100% el día de trabajo semanal que se le reste al empleado durante el primer año, al 50% durante el segundo y al 25% el tercero, ya que pretende que la mejora progresiva de la productividad sea efectiva en tres años. “Nos parecía evidente que a las empresas les va a costar al principio y consideramos que va a ser una ventaja progresiva, por eso vamos a recompensar la diferencia durante esos tres años”, explica Nomdedéu.

En segundo lugar, el programa de la Comunidad Valenciana para extender la semana laboral de cuatro días incluye una partida de ayudas a la contratación destinada a las empresas que consideren necesario incorporar a más empleados para cubrir el trabajo que dejarán de realizar los profesionales que reduzcan su jornada. Aquí, de nuevo, las subvenciones tendrán un periodo máximo de duración de tres años.

Por último, la Generalitat ha incluido programas de formación y acompañamiento para los directivos de las empresas, con el objetivo de que aprendan nuevas formas de organizar sus compañías mediante herramientas y estrategias innovadoras que ya funcionan en otras organizaciones. Este apartado se configurará a través de instituciones como institutos tecnológicos o cámaras de comercio.

Sin bajadas de sueldo

En cuanto a los trabajadores, el secretario de Empleo de la Generalitat subraya dos condiciones ineludibles para que las empresas puedan acogerse a las subvenciones: que la reducción de la jornada sea negociada y aceptada por los empleados, y que no se baje su sueldo en ningún caso. Para asegurarse de que esto se cumple, la Administración hará un seguimiento de la actividad de la compañía a través de inspecciones durante el tiempo que se acoja al plan, una supervisión que también servirá para comprobar si los objetivos de aumentar la productividad se están cumpliendo y detectar qué falla si no es así.

Otra condición imprescindible es que los empleados trabajen, efectivamente, 32 horas a la semana o menos. Es decir, no se trata de que desarrollen sus tareas diez horas al día de lunes a jueves, sino de una reducción real del tiempo trabajado.

De hecho, no es necesario que trabajen cuatro días a la semana para que la compañía reciba la ayuda. Nomdedéu explica que empresa y empleados pueden decidir conjuntamente, en la negociación, la forma en la que reparten las 32 horas laborales, y será igual de válido de cara a la subvención si establecen que van a trabajar todos los días laborables, pero menos horas cada jornada.

Experiencias previas

Para desarrollar este plan de ayudas, el secretario de Empleo de la Generalitat afirma que se han basado en varias experiencias previas y han encargado tres informes sobre la viabilidad de implantar de forma amplia, en todos los sectores productivos, la semana laboral de cuatro días. Los estudios, a los que ha tenido acceso Xataka, apuntan a que es factible siempre que se superen algunos escollos importantes, como el ya señalado de las reticencias de los empresarios que consideren que esta reducción de las horas trabajadas va a impactar negativamente en sus cuentas de resultados.

Por este motivo, Nomdedéu y su equipo pensaron que una compensación por las posibles pérdidas iniciales podría ser una buena solución. Esta por ver si tres años son suficientes para cubrir el impacto negativo de este cambio de jornada laboral.

Por otra parte, la secretaría de Empleo ha mantenido reuniones con empresas y organizaciones españolas de diferentes sectores que, de una forma u otra, han probado a reducir la semana laboral a cuatro días o 32 horas, como Software del Sol, 4Suma! o Mercadona, que durante la pandemia aplicó una disminución de la jornada de sus empleados.

De todas esas conversaciones e investigaciones, además de datos para configurar el plan, también sacaron una conclusión importante: que la reducción de la jornada laboral se puede aplicar en cualquier sector.

“La asociación 4Suma! está formada por negocios de hostelería, y han conseguido que la semana laboral de 32 horas funcione sin que se reduzca su productividad. ¿Cómo? Innovando. Por ejemplo, fueron de los primeros que usaron, antes incluso de la pandemia, los códigos QR para pedir, de tal forma que la comanda llegaba directamente a la cocina y los camareros sólo se dedicaban a servir y recoger. Este plan va a beneficiar para todo tipo de empresas, solo que cada una, en función de sus características tendrá que estudiar como conseguir mejorar el rendimiento con los recursos disponibles”, explica Nomdedéu.

Consenso con patronal y sindicatos

Asimismo, el secretario de Empleo de la Generalitat señala que también han presentado la propuesta a patronal y sindicatos valencianos para que la evalúen y presenten posibles cambios. Según afirma, los representantes de los trabajadores se han mostrado muy de acuerdo con la propuesta siempre que no supusiese una merma económica en el sueldo, aunque algo escépticos con que los empresarios aceptasen las condiciones.

La patronal, por su parte, fue algo más reticente al inicio, pero accedió a mostrar su apoyo después de que la Generalitat aceptase hacer algunas modificaciones al texto original del proyecto.

El programa de ayudas, que se hará oficial a través de una orden autonómica, será publicado en breve, según explica Nomdedéu a Xataka, y su dotación estará incluida en los Presupuestos de la Generalitat de 2022.


La noticia

Sin bajadas de sueldo y con un máximo de 32 horas de trabajo: así es la semana laboral de cuatro día de la Comunidad Valenciana según su impulsor

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Pablo Rodríguez

.


Ir al artículo original
Author: Pablo Rodríguez

Powered by WPeMatico