Cs insta al Gobierno a poner en marcha un sello de calidad que ponga en valor la leche  de Cantabria y a sus productores

La diputada de Ciudadanos lamenta la indefensión a la que están sometidos los ganaderos de la región: “Nuestra identidad está desapareciendo”

La diputada de Ciudadanos (Cs), Cantabria, Marta García, insta al Gobierno de Cantabria a realizar una apuesta “seria y decidida” por los productores de leche de la región, los que menos reciben por litro de leche de toda España: 0.314 euros por litro, frente a los 0.346 de los productores de Asturias o los 0.340 de los ganaderos vascos.

Ante esta situación, Cs urge al Ejecutivo a emprender acciones que se materialicen en un sello de calidad que ponga en valor los productos lácteos cántabros, así como ayudar a los profesionales a poner en marcha canales de comercialización adecuados para transformar y envasar sus productos, favoreciendo la economía circular.

Estas medidas pueden canalizarse a través de la Oficina de Calidad Alimentaria (Odeca), al objeto de “destacar la diferenciación de nuestra leche y apoyar en concurrencia competitiva a aquellos jóvenes que se quieren incorporar al sector lácteo”.

García ha señalado que la falta de relevo generacional, la caída del precio de la leche y la escasa incorporación de jóvenes al sector, ha propiciado en los últimos una caída lenta, pero constante, del número de ganaderos. Así, si en 2015 había 1.426 profesionales registrados en la región, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el pasado mes de junio el número de censados era de 1.150.

La indefensión a la que se enfrentan los productores de leche por la falta de regulación está abocando a la paulatina desaparición del sector, lo que conlleva la pérdida de nuestra identidad”, explica la diputada. “No hay que olvidar”, añade, “que los ganaderos pequeños son los que fijan la población y si no se toman de manera urgente medidas realistas, los seguiremos perdiendo”.

La diputada de Cs se mostró muy crítica con la venta a pérdida de la leche y coincidió con los ganaderos en que,  pese a las distintas regulaciones –la última de 2015, coincidiendo con la marcha blanca– los distribuidores siguen utilizando la leche como producto de reclamo.

“El ganadero sigue siendo el pagano de las guerras de los precios de los supermercados, lo que les está llevando a la ruina y al cierre de las explotaciones ya que ahora cuesta más producir la leche que el precio al que se vende”.

Para Cs, el Gobierno debe emprender las acciones necesarias para que las reclamaciones de los ganadores no caigan en saco roto. Por ello, instan a la Consejería a que tramiten las denuncias de la Agencia de  Información y Control Alimentario (AICA) así como se cree un servicio de observación para controlar y garantizar que no se producen prácticas desleales.

“El Ejecutivo debe realizar una puesta decidida para frenar la sangría de los productores de leche y que no sólo les afecta a éstos, sino también a todos los profesionales vinculados a ellos, como veterinarios, empresas de distribución y transporte, dueños de las fincas o mecánicos, entre otros”, señala García.

Además, desde la formación naranja se pide también al Gobierno  que todos los centros y empresas públicas de Cantabria utilicen leche local en sus establecimientos, como medida de apoyo al sector. “Cantabria cuenta con unas condiciones orográficas excelentes y con ganaderías semiextensivas que garantizan la calidad de los productos ganaderos. Es el Gobierno el que debe apoyarlos, con un sello de calidad que le diferencie del resto”, matiza.

Pie de foto: La diputada Marta García junto al concejal de Cs en Torrelavega, Julio Ricciardiello, y varios ganaderos, en el Mercado de Ganados de la capital del Besaya.