Valdecilla incorpora un segundo robot quirúrgico Da Vinci con finalidad asistencial con una inversión superior a los 3,8 millones de euros

El nuevo equipo incrementará las operaciones complejas con este abordaje mínimamente invasivo y permitirá consolidar a Cantabria como referente en cirugía robótica en su vertiente asistencial, docente, innovadora e investigadora

El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla acaba de poner en funcionamiento su segundo robot quirúrgico Da Vinci de última generación con función asistencial, que incrementará la capacidad de realizar cirugías complejas con este abordaje mínimamente invasivo que proporciona una excelente calidad asistencial.

Además, este segundo robot, que ha supuesto una inversión de una inversión de 3.826.625 euros, permitirá consolidar a Cantabria como uno de los referentes en cirugía robótica, tanto en su vertiente asistencial como en la docente, investigadora e innovadora. El Hospital Virtual Valdecilla recibe del SCS además, durante varios meses al año, un robot de estas características para la formación de profesionales.

La adquisición de este segundo robot permitirá, además de incrementar el número de intervenciones que se venían realizando por robot, la ampliación de la cartera de servicios de procedimientos indicados para cirugía robótica, ya que se prevé su incorporación en nuevas especialidades como la cirugía torácica, la cirugía maxilofacial, la neurocirugía así como otros procedimientos de cirugía general como la cirugía de la pared abdominal, la del hígado o páncreas.

La Gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Celia Gómez, presente en el acto de recepción del equipo, ha subrayado la “apuesta firme que la Consejería de Sanidad está realizando para renovación tecnológica, en aras de mejorar la calidad asistencial y potenciar la innovación, la formación y la investigación en todo el ámbito del Servicio Cántabro de Salud, tanto en Atención Primaria como hospitalaria”.

Valdecilla cuenta desde el año 2010, cuando se puso en marcha este tipo de cirugía, con otros dos robots Da Vinci, uno para el ámbito asistencial del bloque quirúrgico y otro con función docente en el HvV.

Cirugía de precisión en zonas de muy difícil acceso

Este tipo de robots de última generación permiten llegar a zonas de muy difícil acceso tanto en la cirugía abierta como en la laparoscópica, ya que el robot amplifica y aumenta de forma muy importante la imagen que el profesional tiene del campo quirúrgico, elimina el temblor del cirujano, permite la visión tridimensional y un movimiento del instrumental con todos los ángulos de giro de la mano del especialista, ventajas que la laparoscopia no puede mejorar, al menos de momento.

Además, hay menos sangrado, menos daño de todos los tejidos y, por lo tanto, minimiza el riesgo de complicaciones y favorece una rápida recuperación de los pacientes. En definitiva, mejoran la seguridad clínica y permite operar de un modo mucho más cómodo y preciso.

De hecho, la cirugía robótica ya se ha incorporado en Valdecilla en varias especialidades como Cirugía General, Urología, Otorrinolaringología y Ginecología y Obstetricia.

Desde la adquisición en el año 2010 del primer robot de estas características, más de 2.000 pacientes se han beneficiado de las ventajas de la cirugía robótica, la mayoría de ellos de cirugía general (cirugía colorectal, obesidad mórbida, etc), seguida en número por urología, obstetricia y ginecología, que se ha incorporado en el último año, y otorrinolaringología.