Por tercer año consecutivo Santiago de Cuba se proclama campeón de liga en Cuba tras derrotar a La Habana por 1 – 0, en el partido de vuelta de la final.

Recordemos que en la Habana el pasado día 12 a los Diablos Rojos les robaron el partido en la capital acabando perdiendo por 3 – 2 cuando el arbitro se sacó de la manga un penalti que no existió

La celebración final se vio deslucida por la tremenda tromba de agua que dejó el campo de juego convertido en un lodazal

Información tomada del facebook de Yordanis Blanco Calderin