La capital chilena, Santiago, ha amanecido este sábado tomada por unos 400 militares que controlan los accesos a la ciudad y los puntos neurálgicos de la ciudad en el marco del estado de excepción declarado por el presidente Sebastián Piñera en respuesta a las protestas contra el alza en el precio del metro.
Ir a la fuente
Author: