29 Mayo, 2017

Santander destinó casi 333.000 euros en el último año a obras de accesibilidad

Se realizaron más de 40 rebajes de aceras y se colocaron cerca de 330 postes antiaparcamiento en el marco del programa Observadores Urbanos. Además, se mejoró la accesibilidad en la Biblioteca Municipal, en el colegio María Micaela y en varias calles de la ciudad. A todas estas actuaciones se suman inversiones como las nuevas rampas mecánicas que conectan la avenida de Los Castros y General Dávila, que también suponen una notable mejora para la accesibilidad en la ciudad

El Ayuntamiento de Santander destinó casi 333.000 euros en el último año a obras de mejora de la accesibilidad en distintos puntos del municipio, unos trabajos que se desarrollan de forma continuada para facilitar los desplazamientos de las personas con movilidad reducida, los mayores o las familias con niños pequeños y para conseguir que las instalaciones municipales sean más accesibles.

Entre dichas actuaciones, se incluyen los más de 40 rebajes de acera realizados en el marco del programa Observadores Urbanos, que sumaron una inversión superior a los 100.000 euros, según han destacado los concejales de Autonomía Personal, Roberto del Pozo, y de Barrios, Carmen Ruiz.

Además, en 2016 se instalaron 329 postes antiaparcamiento en distintos puntos de la ciudad para evitar que los vehículos obstruyan la circulación por las aceras, tareas a las que se destinaron cerca de 50.000 euros.

A estas intervenciones se añaden otro tipo de actuaciones para mejorar la accesibilidad en determinadas áreas o instalaciones de la ciudad, en concreto, con media docena de obras el pasado año.

Dentro de estas inversiones se incluyen, por ejemplo, los trabajos realizados para la mejora global de la accesibilidad en la Biblioteca Municipal, por importe de unos 53.000 euros.

Asimismo, el pasado año se destinaron alrededor de 47.000 euros a la mejora de las escaleras de la calle Obispo Puchol; y otros 20.000 euros a mejoras de accesibilidad en el grupo Miralmar.

También se actuó en la Subida al Gurugú, se construyó un nuevo tramo de acera en la calle Ricardo León y se mejoraron los accesos al colegio María Micaela.

La concejala de Barrios ha destacado que las intervenciones para la mejora de la accesibilidad se repartieron un año más por calles y barrios de toda la ciudad.

“Allí donde se constata una necesidad actuamos con la mayor inmediatez posible”, ha afirmado la edil, quien ha agregado que este tipo de mejoras no sólo beneficia a las personas con movilidad reducida, sino a muchos otros ciudadanos, personas mayores, con niños, etcétera.

Además, Ruiz ha resaltado que este tipo de intervenciones se completan con proyectos de mayor calado que contribuyen también de manera muy notable a mejorar la accesibilidad en la ciudad, como las nuevas rampas mecánicas que acaban de ponerse en servicio para conectar la avenida de Los Castros y General Dávila, que han supuesto una inversión de más de 1,5 millones de euros.

 

Observadores urbanos

Por su parte, el concejal de Autonomía Personal ha agradecido la colaboración de los ciudadanos para identificar necesidades y áreas de actuación, así como las aportaciones de las entidades de personas con discapacidad.

En este sentido, ha resaltado que la implicación y participación ciudadana y del tejido asociativo son la base del programa ‘Observadores Urbanos’, que busca conseguir que la ciudad sea cada día más accesible para todos los vecinos.

Tanto Ruiz como Del Pozo han subrayado la efectividad de esta iniciativa municipal, que complementa el resto de inversiones que realiza el Ayuntamiento para la mejora de la accesibilidad en espacios públicos y edificios municipales.

 

Nuevas inversiones en accesibilidad

En este sentido, se han referido a otros proyectos en marcha, como las obras que se ejecutan en el Mercado de la Esperanza, con un presupuesto de 287.000 euros, o la nueva rampa que se está construyendo en el Palacio de la Magdalena, en la que se invierten 37.000 euros.

Además, también se encuentran en ejecución las obras de rehabilitación del Centro Cultural Doctor Madrazo, con una inversión de 467.000 euros, y que incluyen trabajos para hacer accesible este espacio; además de las rampas mecánicas que conectarán la plaza de Los Remedios con General Dávila, con un presupuesto de 2 millones.

Y en breve comenzarán las obras de accesibilidad del Museo de Arte Moderno y Contemporáneo (MAS), que conllevan una inversión de 556.000 euros.

RSS Últimas noticias de Cantabria