La Dirección General de Salud Pública ha editado dos vídeos sobre la importancia de la motivación personal para dejar de fumar y sobre los lugares en los que está prohibido el consumo de tabaco

La Consejería de Sanidad se suma hoy a la celebración del Día Mundial sin Tabaco, centrado este año en promover el abandono del consumo de tabaco entre las personas fumadoras y en el compromiso personal para dar este paso.

Con este objetivo, desde la Dirección General de Salud Pública se han elaborado dos vídeos, que se difundirán a través de las redes sociales.

El primero de los vídeos invita, bajo el lema de la campaña ¿Te comprometes a dejar de fumar? a pararse a pensar en los motivos personales para tomar esta decisión y a realizar un intento con apoyo profesional.

El segundo de los vídeos pretende informar sobre las novedades respecto a la regulación, informando sobre en qué lugares no está permitido fumar, tratando de desnormalizar el consumo de tabaco y proteger a toda la población del humo ambiental. En este ámbito, la pandemia de COVID-19 ha servido para consolidar grandes avances en el establecimiento de espacios sin humo, convirtiéndose Cantabria en una de las primeras comunidades autónomas en prohibir fumar en las terrazas y contando con el 100% de las playas libres de tabaco.

Además de en las redes sociales, con el objetivo de hacer llegar la información a los visitantes, estos vídeos se emitirán durante todo el verano tanto en la línea de autobuses urbanos (TUS), como en las pantallas de la estación de autobuses de Santander. También se han traducido al inglés para que el mensaje llegue mejor a los turistas extranjeros que visiten nuestra comunidad.

Asistencia y apoyo

Cantabria cuenta en Atención Primaria con un protocolo de abordaje del tabaquismo, que ofrece apoyo para dejar de fumar tanto de forma individual como en grupo. Se cuenta además con el apoyo asistencial de la Unidad Especializada en Deshabituación Tabáquica (UDESTA) a la que se accede derivado por el médico o la matrona.

De acuerdo con los datos de 2020, en Atención Primaria iniciaron el tratamiento para dejar de fumar 4.531 personas, el 92,8% de ellas con prescripción de tratamiento farmacológico (que desde el 2 de enero de ese mismo año está financiado por el Sistema Nacional de Salud).

Además, durante el pasado año se preguntó por el consumo de tabaco a 43.620 personas mayores de 14 años, de las que el 17,4% resulto ser fumadora, siendo el porcentaje superior en hombres (19,8%) que en mujeres (15,7%).

Por su parte, la UDESTA recibió en 2020 un total de 588 derivaciones, acudiendo a tratamiento 424 pacientes. La abstinencia a los seis meses se situó en el 21,6%.

Los pacientes derivados a esta Unidad cumplen criterios de alta dependencia, patologías severas, consumo de otras drogas, patología psiquiátrica, embarazo o varias recaídas en intentos previos con ayuda profesional.

Efectos del tabaquismo

En cuanto a los efectos del tabaquismo, es de sobra conocido su impacto, matando cada año a más de 50.000 personas en España y a más de 8 millones en el mundo.

Es destacable la asociación entre el consumo de tabaco y la Covid-19 teniendo, quienes fuman, mayor riesgo de sufrir consecuencias más severas de la infección, así como más posibilidades de morir. Las personas fumadoras tienen más síntomas respiratorios y con mayor frecuencia necesitan ingresar en Unidades de Cuidados Intensivos o ventilación mecánica. Además, quienes ya padecen alguna patología relacionada con el consumo de tabaco, como hipertensión, obesidad, diabetes o EPOC tienen un peor pronóstico si se contagian.

El aumento en el consumo de tabaco en la mujer ha hecho que la mortalidad por tumor maligno de tráquea, bronquios y pulmón supere a la del cáncer de mama en muchos países. Esto ha sucedido en Cantabria, en donde los primeros han aumentado su mortalidad un 300% desde el año 2000. En los hombres también son los más numerosos, seguidos de otras enfermedades isquémicas del corazón y enfermedades cerebrovasculares