El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha denunciado públicamente que «nadie merece ser acosado por querer seguir siendo español» después de que el comercio familiar, que regentan sus padres en Barcelona, haya amanecido este martes con dos lazos amarillos pintados por aquellos que «no respetan nada», un día después de que el Tribunal Supremo diera a conocer la sentencia del juicio del ‘procés’.
Ir a la fuente
Author: