Revilla dice que la situación creada por los incendios es “desesperada”

Cantabria tiene, a primera hora de esta tarde, diez incendios forestales activos, a los que hay que sumar los seis que están estabilizados y los dos controlados, es decir 18 en total y contra los que luchan tres helicópteros y 128 efectivos en medio de una situación «desesperada», en palabras del presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla. Los fuegos aún sin sofocar están en Fuente Buena (Castro Urdiales), Tezanos (Villacarriedo), Aes (Puente Viesgo), San Pedro del Romeral, Cosío (Rionansa), dos en Bárcena Mayor (Los Tojos) y tres en Tudanca, ha informado el Gobierno autonómico, que ha añadido que los que más preocupan son el de Cosío y los dos de Bárcena Mayor. A mediodía de hoy se ha dado por extinguido el incendio de Los Llanos de Penagos, que durante la noche ocasionó momentos de preocupación por sus dimensiones y porque se extendió a Liérganes.

El helicóptero del 112 Cantabria y el de la BRIF actúan en el municipio de Los Tojos

Los medios aéreos se han incorporado a mediodía a las tareas de extinción. El helicóptero del 112 Cantabria y el de la Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) actúan en el municipio de Los Tojos, donde se han provocado dos focos en Bárcena Mayor (Ermita del Carmen y El Berrón). Por su parte, el helicóptero pesado Kamov del Ministerio de Agricultura, con capacidad para liberar 4.500 litros en cada descarga, trabajará en el incendio que afecta a Aes. Mientras, un hidroavión de la misma entidad, con capacidad para cargar 5.000 litros de agua, se centrará en el incendio activo en Cosío. En estos momentos intervienen en la lucha contra el fuego un total de 128 efectivos que trabajan por tierra y aire con los medios aéreos mencionados, herramientas manuales de ataque directo (batefuegos), vehículos ligeros, autobombas y camiones nodriza.

Mañana martes la previsión meteorológica se presenta complicada para el operativo de extinción. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha activado el aviso amarillo por viento en todo el interior de la comunidad autónoma. Este nivel de riesgo estará activo en el centro, el valle de Villaverde y Liébana entre las 19:00 horas de mañana martes y las 12:00 horas del miércoles. Se espera para este periodo viento del sur y el suroeste con rachas que pueden alcanzar los 90 kilómetros por hora. La Cantabria del Ebro estará también en nivel amarillo entre las 19:00 horas de mañana martes y las 12:00 horas del miércoles, por rachas de sur y suroeste que pueden alcanzar los 80 kilómetros por hora. Mientras no cambien significativamente las condiciones y las previsiones meteorológicas, el Gobierno de Cantabria mantiene el nivel 1 del Plan Especial de Incendios Forestales (INFOCANT) y el nivel 2 de alerta del operativo de lucha contra los incendios forestales en toda la comunidad autónoma. Mientras, el Centro de Coordinación Operativa (CECOP) y el Puesto de Mando Avanzado (PMA) se mantiene en la sede del 112 Cantabria.

Medio Rural insta a la colaboración con las autoridades para avisar de cualquier indicio de fuego o de sus posibles causantes

El Gobierno autonómico reitera la llamada a la responsabilidad de los ciudadanos para evitar prácticas de riesgo, teniendo que cuenta que las quemas continúan prohibidas en todas las comarcas forestales. Además, Medio Rural insta a la colaboración con las autoridades para avisar de cualquier indicio de fuego o de sus posibles causantes contactando con el 112, con la guardería de la propia Consejería o con la Guardia Civil. En este sentido, Revilla ha insistido en que la situación es «desesperada» y reitera la llamada a todos los ciudadanos a estar «vigilantes» para contribuir a «conservar el patrimonio de todos» ayudando a «identificar a quienes provocan los incendios forestales».

Ir a la fuente
Author: eldiariocantabria