La creciente demanda de pruebas de coronavirus en Reino Unido ha derivado en que quienes lo solicitan puedan verse obligados a viajar cientos de kilómetros para poder hacerse el test, una polémica que el Gobierno de Boris Johnson ya ha prometido atajar y que ha atribuido a repuntes puntuales.
Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico