El diputado regional exige rebajar donaciones y sucesiones, transacciones de bienes inmuebles, patrimonio y el IRPF

El diputado regional, Juan Ramón Carrancio, insiste en la bajada de impuestos como condición indispensable para sentarse a negociar los presupuestos regionales de 2019 con el Ejecutivo Autonómico del PRC y PSOE.

 

Carrancio recordó que ya a principios del mes de septiembre de este año puso como condición prioritaria su intención de que se rebajen los impuestos para intentar apoyar la aprobación del documento económico.

 

El diputado del Grupo Mixto ya ha presentado sus propuestas, en esta materia, al Gobierno regional, de tal forma que Carrancio exige reducir el pago del impuesto de donaciones y sucesiones para todos los afectados y bajar hasta el 8 por ciento el de transacciones de bienes inmuebles, tanto viviendas como locales, de segunda mano hasta 300.000 euros. El diputado regional señaló que el año pasado consiguió que las personas que ganan menos de 30.000 euros anuales no sufrieran el aumento de este impuesto al 10 por ciento.

 

“Este año se trata de conseguir de que el impuesto baje para todo el mundo”, subrayó.

 

Igualmente, Carrancio pide a regionalistas y socialistas que rebajen los tramos autonómicos más bajos del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas y que el impuesto de Patrimonio vuelva a los tipos máximos aconsejados por el Estado, ya que en la actualidad Cantabria está por encima de la máxima estatal.

 

En opinión de Carrancio esta situación está provocando que las personas con más poder adquisitivo en Cantabria se trasladen a vivir a otras Comunidades Autónomas “con lo que ni se recauda este impuesto y se pierde el ingreso del IRPF de estas familias y otros intangibles difícilmente cuantificables”.

 

El diputado del Grupo Mixto avanzó que solicitará incluir en la Ley de Acompañamiento la reforma de la Ley de Caza que permita indemnizar a los ganaderos por los ataques de los lobos a sus reses que a día de hoy no se les está pagando.

Para finalizar, Carrancio adelantó que también dará mucha importancia a la puesta en marcha de medidas de carácter social, más teniendo en cuenta la inminente aprobación de la Ley cántabra que garantizará los derechos de las personas con discapacidad.