La calidad de las aguas en las playas de San Juan de la Canal y Virgen del Mar es apta para el baño

Técnicos del CIMA han analizado durante toda la jornada las muestras tomadas ayer en ambos arenales y la Dirección General de Salud Pública ha trasladado los resultados a los ayuntamientos de Santander y Santa Cruz de Bezana

La calidad de las aguas en las playas de San Juan de la Canal, en Santa Cruz de Bezana, y Virgen del Mar, en Santander es apta para el baño, según el informe analítico, que el CIMA ha trasladado esta tarde a la Dirección General de Salud Pública, una vez analizadas las muestras tomadas ayer en seis puntos diferentes por técnicos del CIMA y Cruz Roja.

Desde la Consejería de Sanidad del Ejecutivo se han trasladado los resultados a los alcaldes de ambos municipios, que determinaron ayer a última hora de la mañana y de manera preventiva, el cierre de las playas de San Juan de la Canal y de Virgen del Mar, cuando unos 40 bañistas se vieron afectados por picores y pequeñas ronchas en la piel tras bañase en ambas playas.

Los técnicos del CIMA han trabajado durante toda la jornada para tener lo más pronto posible los resultados del análisis de las muestras recogidas ayer en seis puntos de muestreo diferente, y tras tomar como referencia los parámetros del Sistema de información Nacional de Aguas de Baño del Ministerio de Sanidad, se ha determinado que las aguas son aptas para el baño.

La restricción al baño, tomada como una medida preventiva, se levantó este domingo después de que el Gobierno de Cantabria haya comunicado a ambos consistorios que las aguas se encuentran en estado óptimo para el baño

Ambos municipios quieren aclarar las posibles causas para lo que solicitarán colaboración al Gobierno regional y a la Dirección General de Costas en la investigación.

Los Ayuntamientos de Santander y Santa Cruz de Bezana abren al baño las playas de la Virgen el Mar y San Juan de la Canal, tras la medida preventiva tomada por ambos municipios hasta conocer los resultados de los análisis del agua.

Conocidos los resultados de estos análisis, y una vez que el Gobierno de Cantabria ha comunicado a ambos Ayuntamientos que las aguas se encuentran en estado óptimo para el baño, la prohibición se levantó en la mañana del omingo.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el alcalde de Bezana, Alberto García Onandía, han comunicado la decisión de sus respetivos Ayuntamientos para que ambos arenales recobren la normalidad, ante la total seguridad para los bañistas trasladada desde el ejecutivo cántabro.

Ambos Ayuntamientos han acordado además solicitar al Gobierno de Cantabria y a la Dirección general de Costas para que investigue sobre las posibles causas y han dado orden a Cruz Roja y los servicios de emergencias para que informen a los bañistas que puedan tener dudas.

Según ha explicado la regidora santanderina, los informes reflejan que los parámetros analizados no afectan a la calidad del agua, que se encuentra en niveles óptimos para su uso tal y como aseguran desde el Gobierno.

A lo largo de estos dos días ha habido una coordinación permanente entre el consejero de Medio Ambiente, Guillermo Blanco; el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, el SEPRONA de la Guardia Civil y los alcaldes, para seguir la situación de ambos arenales.