Ramona Domínguez Gil ya está con los suyos. La exiliada republicana cuyo rastro estuvo perdido más de siete décadas ha sido oficialmente reconocida este martes como la víctima 643ª de la matanza de civiles que las tropas nazis perpetraron en la localidad francesa de Oradour-sur-Glane el 10 de junio de 1944. En vísperas del 77º aniversario de uno de los episodios más siniestros de la ocupación nazi en Francia, el nombre de Ramona, cuya identidad descubrió un profesor catalán aficionado a la historia que alertó a las autoridades locales de la existencia de una víctima española más —en total fallecieron 19 españoles en Oradour, 11 de ellos niños—, ha sido incluido, este martes, en las placas conmemorativas del “pueblo mártir” cuyas ruinas calcinadas el general Charles de Gaulle ordenó no reconstruir para “conservar el recuerdo, para que nunca más se produzca una desgracia semejante”.

08/06/21. (DVD 1057)  Acto de reconocimiento como victima de la española Ramona Dominguez Gil en la matanza ocurrida en el pueblo frances de Oradour-sur-Glane, donde el 10 de Junio de 1944 fueron asesinadas por los nazis 643 personas. Jaime Villanueva.

Fotogalería: Un pueblo congelado en el horror

Seguir leyendo

Ir a la fuente
Author: Silvia Ayuso

Powered by WPeMatico