Racing y Club Deportivo Mirandés firmaron tablas (0-0) en su primer compromiso oficial de 2020. Cántabros y burgaleses, además de los puntos, se repartieron las partes, pues los locales fueron mejores en el acto inicial y los verdiblancos tuvieron ocasiones claras para haberse llevado el triunfo en el segundo, en el que se mostraron superiores a su rival. La escuadra dirigida por Cristóbal Parralo, que inició la segunda vuelta de LaLiga SmartBank reduciendo un punto su desventaja respecto a la zona de permanencia –cuenta con tres puntos menos que el decimoctavo clasificado, contó en Anduva con el respaldo de más de 700 aficionados racinguistas, que no dejaron de animar y demostraron –una vez más- que van a arropar a los futbolistas y técnicos en su lucha por consolidarse en la categoría de plata tras cuatro campañas consecutivas en Segunda B.

La presencia de Abraham Minero en el lateral izquierdo y de Jon Ander en la punta de ataque fueron las dos novedades en la alineación racinguista de Miranda de Ebro, donde apenas se superaban los cuatro grados a la hora del partido. Y helados, al igual que el termómetro, se quedaron los seguidores verdiblancos al ver, en el minuto 13, que el colegiado Arcediano Monescillo señalaba el punto de penalti. Álvaro Rey era el encargado de ejecutar el lanzamiento, provocado tras una buena internada rojilla por la derecha, que Luca detuvo con una gran parada. El guardameta galo aguantó y voló para sacar una sólida mano que evitó el gol burgalés. Los hinchas ovacionaron a Luca, que en el tramo final del primer acto volvió a tener dos intervenciones providenciales (minutos 36 y 44) al solventar con acierto un remate de cabeza a bocajarro con una acrobática palomita a su izquierda y un lanzamiento desde el área pequeña con una certera estirada.

El conjunto cántabro, por su parte, también protagonizó ocasiones ante la meta de Limones, entre las que sobresalieron tres. La primera llegó pasado el cuarto de hora con un contragolpe conducido por Cejudo que cedió a Yoda para que el francés esquivara las entradas de tres oponentes pero su lanzamiento, tras impactar en un zaguero, fue detenido por el portero rojillo. La segunda fue obra de Jon Ander, que remató picado en el primer palo un centro medido de Aitor Buñuel –el guardameta atrapó la pelota- en su debut como titular este curso una vez superada la grave lesión de rodilla que le mantuvo de baja siete meses. La tercera, en el 24, fue generada por la izquierda con un pase raso de Abraham Minero que finalizó Enzo Lombardo con un chut desde el vértice del área que Limones despejó a saque de esquina.

Mejor versión

Con el empate a cero, por lo tanto, se alcanzó el descanso y el Racing pasó a ofrecer su mejor versión. Los hombres de Parralo salieron del vestuario con mucha intensidad y deseosos de iniciar el nuevo año con un resultado positivo que les acercara a los puestos de permanencia. Los verdiblancos dominaban el juego y en el 59 una acción hilvanada por la derecha en la que participaron Cejudo, Yoda y Aitor Buñuel concluyó con un cabezazo de Jon Ander que salió fuera por poco. Pero, sin duda, la oportunidad más clara de los cántabros se produjo después de que Cejudo recuperara la pelota en el campo del Club Deportivo Mirandés, combinara con Yoda y llegara a la frontal en clara posición de remate. Su disparo, bien colocado, fue enviado por Limones a saque de esquina.

El Racing combinaba, generaba peligro, creía en el triunfo y se veía espoleado por 700 seguidores verdiblancos que coreaban sus pases, sus recuperaciones de balón y disparos a puerta. Y a punto estuvo de haber ganado, pues en los últimos instantes un remate de Jordi Figueras a la salida de un córner impactó en la espalda de Rafa Tresaco –el delantero del Rayo Cantabria salió en el 83- cuando tomaba dirección a puerta. La pelota acabó en la esquina y, poco después, el colegiado señaló el final. Tablas.

El empate en Anduva deja al equipo cántabro a tres puntos de la zona de permanencia en LaLiga SmartBank –tiene 19 en su casillero- y, como explicó Cristóbal Parralo en la sala de prensa, “tenemos que agarrarnos a la segunda parte, en la que hemos sido superiores a nuestro rival y hemos generado ocasiones para haber ganado. En la primera, hay que reconocerlo, cometimos varios errores que tratamos de ajustar en el descanso. Por eso creo que el resultado es justo”. El entrenador del Racing dijo que “hay que seguir mejorando para sumar de tres en tres” y la próxima oportunidad para hacerlo será ante el Deportivo, en Riazor, el jueves 16 a las 19:00 horas. Para comenzar a preparar el encuentro ante los gallegos el equipo cántabro se ejercitará en las Instalaciones Nando Yosu mañana domingo día 5 a las 10:30. 

FICHA TÉCNICA

Club Deportivo Mirandés: Limones, Carlos Julio, Sergio, Odei, Álvaro Rey (Íñigo Vicente, 68), Merquelanz, Malsa, Marcos, Guridi, Franquesa y Sánchez (Álvaro Peña, 76).  

Racing: Luca, Aitor Buñuel, Alexis, Jordi Figueras, Abraham Minero; Mario Ortiz (Toribio, 90), Sergio Ruiz, Álvaro Cejudo, Karim Yoda (Carmona, 89), Enzo Lombardo; Jon Ander (Rafa Tresaco, 83).

Árbitro: Arcediano Monescillo. VAR: Areces Franco. Amonestó a los locales Malsa y Franquesa, así como al verdiblanco Alexis.

Incidencias: vigésima segunda jornada de LaLiga SmartBank 2019/20. Anduva. 4.094 espectadores. Más de 700 aficionados racinguistas en el graderío.

Ir a la fuente
Author: