Residentes del municipio Enriquillo, en Barahona, se lanzaron este sábado a las calles desde las primeras horas y amenazaron con mantenerse en pie de lucha hasta que sean liberados cuatro jóvenes apresados el pasado lunes señalados por la Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur (EdeSur) de ser los supuestos cabecillas de pegar fuego a su oficina comercial, durante una protesta por los extendidos apagones.

Las personas que se manifestaron este sábado demandan también el cese de los cortes energéticos que, afirman, se extienden hasta por 18 horas y se restablezca las 24 horas de luz.

El comunicador Bienvenido Méndez Galarza se sumó a los grupos que protestan en solidaridad con los detenidos y dijo que el tránsito fue paralizado desde las seis de la mañana en la carretera Enriquillo-Barahona y como consecuencia “el pueblo se volcó en demanda de que el Tribunal de Atención Permanente del Distrito Judicial de Barahona ponga en libertad a Juan Carlos Pérez Vargas, Rolfi Pérez, Miguel José, y el solo identificado como Jakari”.

Los cuatro jóvenes, que guardan prisión desde el pasado lunes en la cárcel pública de Barahona, fueron presentados ante el juez Manuel Guevara el jueves, quien reenvió el caso para el próximo lunes 23.

“Nosotros demandamos la libertad inmediata de esos muchachos, o de lo contrario, el pueblo va a protestar enérgicamente y vendrán consecuencias peores, exhortamos a las autoridades actuar con inteligencia y poner esos jóvenes en libertad cuanto antes para que el pueblo vuelva a la normalidad”, vaticinó Méndez Galarza.

Una comisión integrada por cinco personas se trasladó en la mañana a la ciudad de Barahona donde tenían previsto un encuentro con el gobernador Carlos Florián, el director regional Sur de la Policía, general Miguel Suardí, y otras autoridades de Barahona para negociar una salida y lograr la liberación de los apresados y para mejorar el servicio energético, pero solo fueron recibidos por un representante de la Policía.

El comunitario Eddy Violmar señaló que en el territorio de Enriquillo se han construido cuatro parques eólicos con capacidad para abastecer parte de la población del país, mientras se le niega el servicio a ese municipio, a pesar de que se les prometió luz 24 horas y una tarifa preferencial.

Mientras que las madres de dos de los cuatro jóvenes detenidos, Marta Féliz Pérez y Elis Cuevas Féliz, coincidieron en que es una injusticia que sus hijos tengan cinco días tras las rejas inculpados por EdeSur, siendo inocentes porque fue una lucha del pueblo que salió a las calles contra los abusos de esa empresa eléctrica.

En la mañana de este sábado, los establecimientos comerciales de las principales calles de Enriquillo tenían sus puertas cerradas, acogiendo la protesta.

Los manifestantes colocaron enormes piedras en medio de la vía, así como varios neumáticos y otros escombros. Eran vigilados por miembros de la Policía y Ejército de la República Dominicana bajo el mando del supervisor policial de la zona costera de Barahona, el mayor Julio Antonio de la Cruz López.

La manifestación recibió el respaldo de los residentes de los barrios Tamayo, El Centro, El Otro Lado, El Mamonal, la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), juntas de vecinos, clubes culturales, deportivos, estudiantiles, entre otros.

Ir a la fuente
Author: