¿Practica senderismo? Cuide sus pies para prevenir lesiones y ampollas

Dudarev Mikhail/Shutterstock

El senderismo es una actividad en pleno auge. Muchas personas se ven atraídas por actividades deportivas en plena naturaleza. Les hacen sentir bien y mejoran su condición física, sobre todo en las extremidades inferiores.

Pero estas actividades no están exentas de lesiones, que pueden producirse por influencia de elementos externos (terreno, clima, calzado y calcetines, etc.) y de factores propios del senderista. Algunos ejemplos de estas últimas son las deformidades digitales o el exceso de piel (epitelio, queratinas) en las zonas de presión, lo que se conoce como hiperqueratosis o callosidades.
Estas patologías podológicas forman parte de las queratopatías, también tenemos que tener en cuenta las que afectan a otras capas de la piel (dermatopatías) y las que afectan a la uña (onicopatías). Es importante tenerlas bajo control a la hora de realizar esta actividad ya que provocan molestias y pueden producir un cambio en la pisada al andar.

Podología y senderismo

Los profesionales de la salud, en general, y el podólogo, en particular, tratan cada vez más patologías provocadas por este tipo de actividad. Sobre todo ampollas, hematomas subungueales, heridas, esguinces, problemas musculares y rozaduras.

Los profesionales de la salud deben estar preparados para tratar estas lesiones y proporcionar al paciente información sobre la posible prevención de las patologías podológicas. Por eso es importante conocer los factores involucrados en la aparición de las mismas. Nuestro grupo de investigación DEDAP de la Universidad de Extremadura ha puesto el foco en el estudio de estas afecciones.

Factores intrínsecos

Recientemente, hemos publicado un trabajo en la revista International Journal of Low Extremity Wounds. En él hemos analizado la evolución de 109 senderistas que realizaban una ruta de 29.6 km.

Tuvimos en cuenta las patologías podológicas y los factores influyentes antes del inicio de la ruta, así como la aparición en los pies de lesiones posteriores a media ruta y al final de la misma (ampollas, tendinitis, heridas, esguinces, dolor, etc.).

Lesiones observadas durante los estudios.
Raquel Mayordomo, Author provided

Nuestros resultados, contrastados mediante regresión logística, muestran la existencia de factores propios del paciente que condicionan la aparición de lesiones. Las mujeres suelen lesionarse antes que los hombres y los excursionistas que inician una caminata con queratosis, onicopatías (alteraciones en las uñas) traumáticas y deformidades en los dedos del pie tienen más probabilidades de sufrir lesiones dérmicas, independientemente de la distancia de la caminata.

Importancia de los calcetines

En otro artículo publicado en la revista International Journal of Enviromental Research and Public Health estudiamos el papel que los calcetines juegan en la aparición de lesiones en este tipo de rutas.

Los calcetines no técnicos estaban compuestos de un 98 % de algodón y un 2 % de elastano. Mientras que consideramos calcetines técnicos de dos tipos, con diferentes composiciones:

  • Unos tenían un 50 % de una fibra llamada Regenactiv®, un 25 % de cool-tech, un 17 % de iones de poliamida ionizados con una rejilla de plata y un 8 % de lycra.
  • Los otros calcetines técnicos estaban compuestos por un 75 % de algodón, un 17 % de poliamida y un 8 % de lycra.

Este estudio ha sido el primero en examinar las lesiones podológicas desarrolladas en excursionistas según el tipo de calcetines utilizados (técnicos y no técnicos) durante una caminata con dificultad baja y corta distancia. Nuestros datos no se basan solo en cuestionarios, sino también en evaluaciones de podólogos capacitados y entrenados que diagnosticaron todas las lesiones dérmicas, musculares y de las uñas desarrolladas a lo largo de la caminata.

El tipo de calcetín es un factor determinante para el desarrollo de lesiones.
Raquel Mayordomo, Author provided

Los resultados muestran la importancia de elegir un tipo de calcetín adecuado según el sexo del excursionista (ya que las mujeres se lesionan antes que los hombres) y la distancia de la ruta. Este procedimiento reduciría la incidencia de lesiones durante la actividad deportiva.

Por lo tanto, el estudio proporciona información para asesorar correctamente en la elección de un calcetín adecuado para un deporte específico. Se recomiendan calcetines técnicos para este tipo de caminatas, ya que reducen el desarrollo de las lesiones del pie y mantienen la temperatura del pie más estable.

La edad, el género, el índice de masa corporal y el tipo de calcetín son factores predictivos poderosos para el riesgo de sufrir lesiones. Los profesionales de la salud pueden usar estos parámetros para hacer recomendaciones valiosas a los pacientes para prevenir y reducir la prevalencia de las lesiones del pie.

En resumen, podemos decir que un tratamiento adecuado por parte de un podólogo es un buen método de prevención primaria para evitar lesiones y se debe realizar unos días antes de la caminata. El día de la caminata, lo mejor es elegir un calcetín técnico que se adapte bien a nuestra talla y de esa manera poder disfrutar del camino para después no sufrir lesiones que nos impidan volver a caminar.

The Conversation

Raquel Mayordomo Acevedo recibe fondos de Universidad de Extremadura, Junta de Extremadura y Fondo social Europeo, para tareas de investigación.

Ir a la fuente
Author: Raquel Mayordomo Acevedo, Profesora Titular de Universidad, Grado en Podología, Área de Anatomía y Embriología Humana, Universidad de Extremadura