Podemos ha pedido hoy al presidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla que reestructure la consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente separando Medio Ambiente del resto y creando una nueva Consejería de Medio Ambiente y Transición Ecológica que se centre exclusivamente en esa materia.

Para la formación morada, en la actualidad la Consejería de Medio Ambiente está dirigida por alguien que “no cree en la cartera que representa” y que “vuelca sus esfuerzos en el resto de competencias ignorando o minusvalorando los retos que se presentan en el área de Medio Ambiente”.

Desde Podemos consideran que Guillermo Blanco ha demostrado con sus palabras y con sus actos que “no quiere desempeñar las competencias de Medio Ambiente” por lo que instan a Miguel Ángel Revilla a tomar  cartas en el asunto y nombrar a alguien que defienda con pasión el Medio Ambiente cántabro, mientras Blanco trabaja en el resto de  áreas en el que las realmente cree.

Para Pablo Gómez, responsable del área de medio ambiente de Podemos Cantabria, “no tenemos nada en contra de Guillermo Blanco pero no puedes poner al frente de la consejería de Medio Ambiente a alguien a quien la naturaleza le resulta un estorbo”. Gómez insiste en que “no pedimos su destitución, pero si un cambio de sus competencias” ya que a su juicio “a Blanco le supone un conflicto de intereses defender el medio ambiente, y esto lo ha reconocido él mismo en sede parlamentaria”.

Afirman “el regionalismo ha demostrado a lo largo de su historia que es una apisonadora para el medio ambiente” y, en su opinión, “Blanco no es ninguna excepción”. La formación progresista considera que en la actualidad no se está dando respuesta a los problemas que afronta el medio ambiente en Cantabria, no se ha solucionado el problema del fuego, no se avanza contra las especies invasoras, no se avanza en bionomía, soberanía alimentaria, movilidad ni transición energética.