Podemos insiste en la necesidad de un Plan de Reindustrialización que haga frente a la crisis industrial cántabra

Podemos Cantabria se encuentra realizando una serie de reuniones con los comités de empresa de las factorías afectadas por los últimos ERTEs y se han comprometido ya a presionar para que el estatuto del consumidor electro intensivo contemplado en el pacto de Gobierno PSOE-Unidas Podemos y que establece exenciones de pago a las empresas a cambio de conservar el empleo sea una realidad lo antes posible.

La formación morada, que está recogiendo las reivindicaciones de los distintos comités de empresa considera que “la situación es muy seria, algunas empresas o han desaparecido o están a punto” a ese respecto le afean sus palabras al consejero y le instan a “ponerse a buscar soluciones no a minimizar problemas y buscar escusas”.

Mercedes González, portavoz de Podemos Cantabria, en respuesta a las palabras del consejero Francisco Martín en las que afirma que “las perspectivas de la industria Cántabra son buenas” y que “la mayoría de los ERTEs son preventivos y no se van a llevar a cabo” ha afirmado que “el único que ve buenas perspectivas es el consejero, los demás vemos 16000 empleos perdidos y 2000 en serio riesgo”.

Para González, las palabras en las que Martín sitúa a Cantabria en “una posición de privilegio” respecto a otras comunidades no pueden ser más desafortunadas y le responde que “esa posición privilegiada la teníamos hace 10 años cuando teníamos en la industria cántabra 16000 empleos más que hoy”. Subraya que “no tiene sentido negar la evidencia, lo que hay que hacer es ponerse a trabajar y tratar de revertir la situación”.

Por último, han remarcado que es necesaria una apuesta decidida por la reindustrialización de Cantabria con un plan a medio plazo que revierta la actual situación. Esta, que fue la principal reivindicación de UP en la anterior campaña electoral, es «la solución para la sangría de empleos en el sector industrial, que es el principal problema al que nos enfrentamos por encima de AVEs y otros pelotazos».