Ultraviolencia mística, gore metafísico más allá del mal gusto, contenido rollo chungo… Un fajín sobre la cubierta nos avisa del contenido explícito del último cómic editado por Autsaider Cómix, una nueva apuesta por el cómic más transgresor no apta para todos los públicos. Un singular regalo para estas navidades envuelto en terciopelo y oro. Hablamos con su autor, Víctor Dunkel, y su editor, Ata. Para no herir sensibilidades hemos decidido no incluir ninguna imagen del interior. Lean, lean (si se atreven).

 Víctor Dunkel y Ata¿Qué es  Phantastykon Sathanas?

Víctor: Phantastykon Sathanas es la culminación de una larga, obsesiva y ardua  búsqueda y reflexión interior sublimada al Noveno Arte  a modo de Codex cuyas diferentes clavículas dispersas y largamente olvidadas han sido reunidas, unificadas y materializadas by thee Grace Ov Autsaider Comix.

Ata: Pues qué voy a añadir yo… es una barbaridad, un tebeo muy bestia, y mira que estamos ya curados de espanto, en el que lo desagradable alcanza cotas elevadísimas que te obliga a tomarlo con cierto humor que ayuda a tomar distancia, pasa bastante también con el cine gore… al menos a mí.

¿Cómo nace la obra?

V.: La Opus nace primigeniamente tal como comentaba, con el impulso de llevar una seria de dudas exintenciales  al terreno del Arte Secuencial adobadas con la máxima potencia transgresora de la que humildemente fuí capaz en el momento tanto a nivel estético como poético  en el universo mazmorril que las arropa.

A: Bueno, con Víctor habíamos trabajado ya en la caja Negro de Autsaider años atrás con unas páginas bien contundentes, y cuando hace un tiempo nos planteó armar un todo con las piezas del Phantastykon Satanas tuvimos claro que podía ser un libro muy potente, con un nivel de transgresión que te hace replantearte límites y conceptos… y que dificilmente iba a encontrar otra editorial que le diera cobijo.

El libro es una recopilación de las historias cortas que has ido haciendo para diferentes países a lo largo del tiempo.

V.: Correcto.

El hecho de ser colaboraciones cortas hace que intentes juntar en el menor espacio posible la mayor carga de profundidad.

V.: Correcto.

Satanismo, sexo y violencia extremas, ritos iniciáticos, todo un festival de mindfuckin´.

V.: Más que Correcto 🙂

Un fajín nos avisa en portada que el libro no es apto para todas las sensibilidades.

A: No pretendemos dejar turulato a ningún niño tocón de los que frecuentan las tiendas de tebeos y las ferias de cómic, así que la faja cierra el libro con advertencias muy claras, reales y sin sobreventa. Al que le interese el contenido que se describe allí, el libro le va a maravillar. Al que no, mejor que lo deje estar.

En estos tiempos de corrección política, da la sensación de que hay una intención de epatar al lector,  sacarle de su zona de confort y llevarle al límite.

V.: Sinceramente, dentro del espectro al que puede alcanzar el libro tanto por su limitada tirada como por su ilimitada demencialidad, la repuesta al libro está siendo creo yo Excelsior: por lo que he podido ver las críticas y comentarios tanto de reseñas de iniciados semi-profesionales tanto como de lectores profanos van del bueno hasta el  flipante y me honra pero muy mucho. Aunque espero también que a alguien le aborrezca y como reza M.A.Martín en la faja, aún avisado, le haga vomitar o peor: le haga… Pensar.

¿Cuál está siendo la respuesta al libro?

A.: Es un libro que selecciona a sus lectores, con lo que las críticas son buenas lógicamente y el ritmo de venta más que correcto teniendo en cuenta lo explosivo del artefacto.

El blanco y negro y el papel le aportan una mayor fuerza al conjunto.

A: Es negro y blanco, más que blanco y negro. La capacidad expresiva, la irrealidad, lo indigerible que tenían los originales, que son así de densos y de negros, no pedían de ninguna manera meter color o un bitono o que suelen tratar de hacer la lectura menos árdua o más atractiva… aquí cuanto más áspero, mejor acompañaba al tono general.

Además de la potencia del dibujo, destaca el uso de la tipografía que se convierte en un elemento gráfico más, especialemnte en los títulos. ¿Te preocupa, Víctor, especialmente este aspecto?

V.: Por lo que a mí respecta el tema de la composición de página y rotulación es turbo_esencial; cada página de un cómic es un Obra de Arte compuesta por varias viñetas que su vez son Obras de Arte en sí mismas. En la mayoría de los comics y tebeos – no en todos por supuesto ni muchísimo menos- creo que no se tienen en la debida estima estos elementos que para mi entender son herramientas y cualidades valiosísimas  y fundamentales que conforman este medio y lo diferencian de otras expresiones artísticas.

¿Cómo es el proceso de trabajo de un capítulo?

V.: Para crear cada una de estas historias, dejé en su día volar mi imaginación al interior del fondo de la mente; partiendo entonces de una idea sencilla, anotarla rápida y brevemente y mirando al blanco folio en la tranquilidad de la noche, en una suerte de método paranoico_crítico trazar la caprichosa estructura que conformaría la página para validar la acción al tiempo que el texto y las escenas emanan sin saber de dónde ni cómo ni porqué.

Las historias parecen canciones, algunas de ellas escuchadas al revés. 

¿Hay alguna influencia de la música en tu trabajo?

V.: Aunque he leído por ahí algunas asociaciones de estos comix con la música llamada ‘’metal’’poco o nada tienen que ver con ella.

¿Recomendarías alguna mientras se lee el cómic?

V.: Recomendaría fervientemente escuchar esto en bucle a buen volumen:

y para una segunda lectura esto:

Realizáis una tirada limitada de 666 ejemplares.

A.: Es un tebeo muy especial, de nicho, y nunca mejor empleado el término, jajaja. Así que  puestos a hacer una tirada contenida, el 666 era un número que le iba de cine y tenía un poco ese toque de humor raro del que hablábamos antes. Y la cosa de numerarlo fue más un venirnos arriba y el querer darle un valor a algo que incuestionablemente, por su rareza y atrevimiento, lo tiene.

Destaca el diseño del libro, con una portada en terciopelo negro y oro. Un lujoso continente que contrasta con el visceral contenido. 

A.: Pretende tener un aire de libro litúrgico, de hecho hay leccionarios de la iglesia católica con un acabado similar, aunque acostumbran a usar un terciopelo granate. En este caso también trabajamos en que gráficamente fuera icónico, rotundo y algo tosco, para crear cierto contraste o evidenciar que el culto al que se refería este misal, era otro.

¿Cómo se ha cuidado este aspecto del libro?

V.: Cuando el Magister Ata y sus colaboradores dieron fumata bianca  al libro empezamos a charlar de cómo podría materializarse; Ata me propuso si no recuerdo mal hacerlo en plan grimorial y yo no pude sino hacer palmas de alegretto; luego se barajaron distintas posibilidades de las cuales como se ha podido comprobar salieron triunfadoras la dualidad del Terciopelo y el Estampín Dorado, de lo cual no puedo estar más honrado y contento porque creo que es la combinación perfecta y legendaria. Añadir que aunque este libro destaca en este aspecto, todos los libros de Autsaider están cuidados con un mimo y gusto excepcional, cada uno con unos detalles y estándares muy por encima de lo común.

A.: Tal cual lo que dice Víctor, la idea de partida estuvo muy clara, un grimorio dvnkeliano. Barajamos la posibilidad de usar una falsa piel, que nos gustó menos… y tuvimos que descartar algún otro acabado que aunque quedaba bien, el coste que metía no compensaba el aporte.

¿Phantastykon Sathanas es tu primer libro?

V.: Phantastykon Satanas digamos es mi segundo libro con ISBN; el primero fue L’Oracle, un comic larguillo publicado por Extinció Edicions. Antes he publicado otro monsterbook de dibujos con Le Dernier Cri, de Marseille,Fr. Ademàs de varios graphzines con mi trabajo y participar en numerosos zines de aquí y allí.

¿Repetirás experiencia?

V.: Espero que sí; tengo ideas para un nuevo comic petón, pero habrá que darle tiempo y financiación a tan laboriosa y suicida gesta.

El libro es un singular regalo para estas navidades.

A.: Para mí desde luego. A cualquier lector que le interese lo que se sale de lo habitual, y no tenga excesivas cortapisas morales, es una pieza que muy posiblemente le interese. Luego ya si lo unes como vacile a los preceptos religiosos de estas fechas, se convierte en el raglo perfecto.

¿Proyectos?

V.: Aparte de comix me place hacer cosas variopintas a través de diferentes disciplinas de la Imagen, el Sonido y la Palabra. Supongo aquellos espíritus interesados pueden investigar en la Grand Tela de Araña de la  World_Wide_Web y sus diferentes plataformas donde voy publicando mis movidillas.

Infame&Co latebeoteca.es @Kikeinfame