Sala de Exposiciones CASYC, Tantin,25

El centro cultural CASYC de Santander acoge desde este jueves 7 de julio y hasta el 13 de agosto, una exposición sobre el PERÚ MILENARIO compuesta por 60 piezas escultóricas y pictóricas de la Colección del torrelaveguense Roberto Pérez Trespalacios, una de las más importantes a nivel internacional, algunas de las cuales no se han expuesto nunca en España. Bajo el título “Los imperios perdidos: Perú milenario”.

Un recorrido cronológico a través del arte precolombino de los Andes desde el 2000 a.C. que pudimos hacer de la mano de la especialista del CASYC y guía de la exposición Dª. Nuria Gutiérrez Barros, que con una apasionada y detallada descripción nos permitió disfrutar de los símbolos antropomorfos escultóricos de las diferentes civilizaciones prehispánicas del Perú, que se revelan en las creencias y los rituales de 14 culturas andinas desaparecidas.

La guía precisa que alrededor del 20% de las piezas que se exponen nunca antes habían sido expuestas en España, aunque la mayoría de estas piezas estaban incluidas en la exposición “Alma de América” que se celebró el pasado año en Santillana del Mar.

“Esta exposición supone una oportunidad inmejorable para contemplar y admirar una cultura desconocida y misteriosa que cada vez tiene mayor demanda turística” puntualizó el Coleccionista en el comunicado de prensa. La muestra después del 13 de agosto, viaja a Canarias donde se expondrá durante cuatro meses en Tenerife.

Aunque la exposición se centra en una parte de la historia precolombina del Perú, la historia de Perú comienza hace 3.200 a.C y 1.800 a.C cuando se desarrolló la civilización Caral, una de las más antiguas en toda América. Esta civilización se ubicó en lo que actualmente se conoce como la ciudad de Caral en la costa centro de Perú. Actualmente, el territorio peruano comprende una extensión de 1.2 millones de km2, su población es de más de 31.5 millones de habitantes; se caracteriza por ser un país multicultural, con una gastronomía muy reconocida en todo el mundo, muy importante para la historia y cultura del mundo; pues en Perú encontramos al menos 12 lugares que se han declarado Patrimonio de la Humanidad.

El Imperio Inca es el más reconocido asentamiento en el Perú, en este territorio habitaron más culturas que se desarrollaron por todo el territorio; aunque las más antiguas surgieron hacia el norte del Perú. Entre otras culturas precolombinas del Perú se encuentran:

  • Huaca Prieta: se caracterizaron por cultivar algodón, hortalizas y por ser cazadores, también por su expresión artística en las vasijas que elaboraban con calabaza seca. Esta civilización tuvo lugar entre los años 3.500 a.C y 2.300 a.C.
  • Chavín: tuvieron presencia entre los años 800 a.C y 400 a.C, no se tiene mucho conocimiento sobre esta cultura, más que se ubicaron cerca de Huaraz en los Andes.
  • Mochica: sobre esta cultura se puede conocer más en el Museo Larco en Lima, permaneció entre los años 100 a.C y 800 d.C. Su mayor huella fue la construcción de grandes pirámides, también trabajaron mucho las artesanías como las cerámicas, objetos de metal y tejidos.
  • Sicán: se caracterizaron por ser grandes comerciantes, dedicados a la agricultura, pero también a la metalurgia con bronce, cobre, oro y plata. Esta cultura tuvo lugar entre los años 750 y 1.375 d.C.
  • Chimú: esta cultura desarrolló la metalurgia y se dedicaron más a la producción masiva y menos al arte; tenían templos, pozos gigantes, canales y talleres. En 1.471 los Incas conquistaron a esta civilización.
  • Incas: fue la civilización más importante en el Perú, especialmente por su legado a toda la humanidad. Habitó en Cuzco que fue la capital, este gran imperio comenzó en 1438 y terminó en 1535 con la llegada de los españoles. Fueron expertos en agricultura, especialmente de cultivos de maíz, coca, algodón y papa; también se caracterizaron por ser unos grandes arquitectos, ejemplo de ello son los lugares de Machu Picchu, Sacsayhuamán, Pisac, Koricancha, la piedra de los 12 ángulos, entre otros.

“El hombre convirtió a los animales poderosos en tótems, porque tenían aquello que a él le faltaba para dominar su entorno”, reza un texto en una de las cartelas de la exposición y precisa: “El nacimiento del arte fue unido al despertar del pensamiento simbólico y esos tótems inspiraron las primeras representaciones de las divinidades andinas. Seres híbridos que incorporaron características humanas y animales”.

Una exposición que obliga a acercarte a unas tempranas culturas primitivas norperuanas, que nos ayuda a comprender y a la vez a pensar el significado real del llamado descubrimiento de nuestra América en el siglo XV.

Jorge A. Capote Abreu

Santander, 2 de agosto de 2022