El Parque que fue remodelado en el año 2015 con fuertes protestas de gentes que vinieron de otros barrios de Santander y hasta Torrelavega, ha dado la razón a Iñigo de la Serna quien por aquel entonces era alcalde de la ciudad.

El Diario Montañés recogía así los acontecimientos el  6 febrero 2015:

«El grupo de manifestantes ha insultado e increpado al operario que manejaba la grúa, que se ha bajado del vehículo y ha ofrecido una hostia a uno de los que protestaban.

La intervención de la Policía Local ha evitado que el problema fuera a mayores y tras vallar la zona han desalojado a todos los manifestantes, que han abandonado el lugar de forma pacífica.»

Hoy nos preguntamos si aquellos maifestantes que intentaron paralizar la transformación del Parque de la Marga han vuelto por el Parque a disfrutarlo.

Hoy en el parque se integra una bolera, un parque infantil, elementos para hacer ejercicios, un carril bici y numerosos bancos y espacios para el ejercicio y el descanso bajo variadas especies arbóreas bien documentadas.