El consejero de Turismo asiste, junto a la Presidenta de Paradores, Ángeles Alarcó, al  acto conmemorativo del 50 aniversario del establecimiento hotelero

 

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, ha  asegurado hoy que el tándem formado por el Parador y el Teleférico de Fuente Dé son “un referente de éxito del cambio de modelo de desarrollo económico  que transformó  Liébana en un destino turístico”.

Martín ha asistido esta tarde al acto conmemorativo del 50 aniversario del Parador de Fuente Dé, que abrió sus puertas el 12 de septiembre de 1966, coincidiendo con la puesta en funcionamiento del teleférico. En la conmemoración de la efeméride ha estado presente la presidenta y consejera delegada de Paradores, Ángeles Alarcó, y  los alcaldes de la comarca lebaniega, encabezados por el edil de Camaleño, Oscar Casares, en cuyo municipio se asientan las dos infraestructuras, así como representantes de asociaciones turísticas de la zona y de la región y empleados del establecimiento lebaniego y de la empresa Paradores.

El consejero ha definido de “pioneros” los proyectos de construir un teleférico y un parador en el corazón del Parque Nacional de los Picos de Europa y ha recordado que los 10 millones de visitantes que ha tenido el cable en estas cinco décadas  y el éxito del establecimiento hotelero “han demostrado, con la perspectiva de estos 50 años, que ambas eran ideas ganadoras”.

El titular de Turismo ha elogiado la labor dinamizadora que la empresa estatal Paradores hace en Cantabria, a través de los cuatro establecimientos que gestiona en la región, y ha señalado que los mismos son “un tractor de visitantes en los lugares en los que se ubican”.

Una labor que, según ha insistido, se extiende a todo el territorio nacional ya que “Paradores es un faro del turismo de nuestro país en el extranjero y contribuye a crear la marca España”.

Martín ha recordado el buen año turístico que está teniendo la región, alcanzando cifras de visitantes y pernoctaciones al nivel del año 2006, cuando aún no había empezado la crisis, y ha señalado que buena parte de ese éxito se debe a “la calidad de servicios que ofrece las hostelería regional”. “Se ha demostrado que, además de la tierra y el clima, Cantabria es un referente de calidad”, ha insistido.

Ángeles Alarcó, por su parte, ha hecho un breve resumen de la actividad de la compañía, que sufría pérdidas y ajustes desde 2010, y ha agradecido a los 4.000 trabajadores que engloba la empresa su importante labor en la recuperación experimentada en 2015 y 2016 ya que, según ha puntualizado, la compañía “ha tenido hasta principios de este mes de septiembre, un beneficio operativo acumulado de 31 millones de euros. El más elevado de los últimos 9 años”.

Alarcó ha tenido también palabras de agradecimiento expreso a los empleados  del establecimiento lebaniego por el esfuerzo realizado en estos años para “hacer que este Parador sea un referente en la comarca y conseguir fidelizar clientes de múltiples nacionalidades, ya habituales en el hotel”.

Finalmente del alcalde de Camaleño ha destacado que el teleférico y el Parador de Fuente Dé constituyen “dos grandes  activos del municipio y de la comarca”

Celebración

Para conmemorar el 50 aniversario del establecimiento, el Parador ha celebrado un día de puertas abiertas y ha realizado un postre conmemorativo de la época en la que se llevó a cabo la inauguración, que estará disponible en la carta del establecimiento, además de un CD de música con canciones de los años 60.

El Parador de Fuente Dé es uno de los 14 establecimientos de Paradores de Turismo de España que este año cumple 50 años. La sociedad anónima gestionada por el Estado a través del la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas cuenta en la actualidad con un total de 94 establecimientos repartidos por la geografía nacional, cuatro de ellos en Cantabria (Junto al de Fuente Dé, se encuentran el Parador de Limpias y los dos establecimientos de Santillana del Mar, el emblemático Gil Blas y un segundo hotel  construido a 500 metros del primero).

Siguiendo la filosofía de la empresa pública, el Parador de Fuente Dé se caracteriza por ofrecer un servicio  de calidad y respeto al medio ambiente y en el que se integra la oferta hotelera y la restauración  ofreciendo un producto y experiencia únicos.

Construido a los pies de los Picos de Europa y junto al teleférico de Fuente Dé, esta establecimiento se integra dentro de la oferta Paradores Naturia (ubicados en entornos naturales y rurales). Así, frente a los Paradores Esentia, en los que se incluyen aquellos integrados en edificaciones del patrimonio arquitectónico español, y los denominados Civia, que se encuentran en las de las ciudades, el lebaniego está concebido como un hotel para los amantes de la naturaleza, el deporte y el turismo activo.

Obra del arquitecto, Ignacio Gárate Rojas, el hotel ha pasado de las 10 habitaciones dobles con la que se inauguró a las 77 con la que cuenta en la actualidad.

Rodeado de la imponente verticalidad y el paisaje idílico de las montañas del Parque Nacional de Picos de Europa, este moderno hotel de montaña, situado a 1.077 metros sobre el nivel del mar,  atrae a los visitantes con una amplia oferta de actividades que se pueden hacer al aire libre (rutas, escalada, el teleférico o el amplio patrimonio paisajístico, arquitectónico y artístico que se exhibe en los pueblos de alrededor). Además, de la calidad de sus servicios de hostelería también ofrece servicios de restauración, con una amplia carta gastronómica, donde los productos de la tierra son protagonistas