SINOPSIS

En África, el ejército de los Estados Unidos arrasa un campamento del Zaire en el que un virus mortal semejante al ébola estaba acabando con la población. Lo que se pretendía con esta medida era mantener el virus en secreto y, al mismo tiempo, impedir que se propagase. Lo que no estaba previsto era que un pequeño mono, portador del peligroso virus, viajara en un barco desde el Zaire a EE.UU. El pánico se desata cuando se descubre que todos los que han estado en contacto con el simio empiezan a mostrar los primeros síntomas de la enfermedad.

FICHA TECNICA

Título: OUTBREAK

Epidemia (Estallido) – (USA 1995)

Duración: 127 min.
Director: Wolfgang Petersen
Guión: Laurence Dworet, Robert Roy Pool
Música: James Newton Howard
Fotografía: Michael Ballhaus
Reparto: Dustin Hoffman, René Russo, Morgan Freeman, Kevin Spacey, Cuba Gooding Jr., Donald Sutherland, J.T. Walsh, Patrick Dempsey, Zakes Mokae, Malick Bowens, Dale Dye
Producción: Warner Bros., Kopelson Entertainment, Punch Productions

Premios:

1995: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actor secundario (Kevin Spacey)

1995: Asociación de Críticos de Los Ángeles: Nominada a Mejor actor sec. (Spacey)

ALGUNAS OPINIONES

  • «Un primo del ébola llega a América y.… el caos. Un caos que se mantiene fresco a lomos de un thriller rutinario y efectivo… hasta que el director se decide por el más absurdo y pedestre de los finales posibles» – Luis Martínez: Diario El País
  • «Su puesta en escena y, sobre todo, sus cuidadas interpretaciones la elevan por encima de la media habitual del cine catastrofista (…) entretenida» – Fernando Morales: Diario El País 
  • «La potencia de su idea, el atractivo de sus estrellas y una primera hora totalmente apasionante hacen que sea estimulante y muy entretenida (…) Puntuación: ★★★★ (sobre 5)» – Ian Nathan: Empire
  • «El intento de crear un valiente y gran personaje para él [Hoffman] no está nada conseguido. (…) La poca profundidad de la película también contribuye a la impresión de que ningún problema es demasiado espinoso como para ser resuelto por héroes de película.» – Janet Maslin: The New York Times 
  • «A pesar de los síntomas iniciales de un thriller prometedor, pronto degenera en un desustanciado misterio» – Desson Thomson: The Washington Post 

MIS IMPRESIONES

Raras veces me pongo frente al televisor a ver una película, pero hoy, con un día otoño-invernal poco agradable, cuando terminé de comer, en la Sexta comenzó una película que en especial por su protagonista Dustin Hoffman, me quede mirándole y quede enganchado, porque el tema era tremendamente actual. OUTBREAK, como se le denomino en Inglés, tuvo una traducción en Latinoamérica de EPIDEMIA, pero en España de ESTALLIDO, que era como la presentaba la 6.

Con un tema tan actual de un virus que se contagia por el aire y crea una epidemia, y un staff tan extraordinario como Morgan Freeman, Kevin Spacey, Cuba Gooding Jr., Donald Sutherland, compartiendo reparto con Dustin Hoffman fue más que suficiente para quedarme en la butaca viéndole…

Basado en la posibilidad de que un día un pequeño virus letal se colará en los Estados Unidos y aniquilará a toda la población en 48 horas, este thriller de 1995 tiene una ventaja desde el primer momento y es la premisa realmente aterradora. Vista hoy, bajo la pandemia de este COVID-19, mas actual y aterradora, quizás con el fin de educar y concienciar a los espectadores fue que ATRESMEDIA la intercaló en su programación.

Hoffman, es el obsesivo médico viral, Coronel Sam Daniels, un hombre que prácticamente puede oler un insecto. Su nariz intuitiva se ha puesto de algodón en lo que podría ser el brote más devastador de todos los tiempos. Un mono africano enviado a California desde Zaire que infecta a un trabajador de almacén y propietario de la tienda de mascotas, facilitando la introducción del camino destructivo – “disolver a la gente de adentro hacia afuera en cuestión de horas”-.

Cuando la crisis finalmente estalla, el buen doctor, su cohorte principal y exesposa Robby (René Russo), y su equipo la acotan a la pequeña ciudad ficticia de Cedar Creek – la noción de que golpea una metrópolis en expansión como Los Ángeles está mucho más allá de los confines del drama – donde se enfrentan al hecho de que el virus está ahora en el aire.

El director, Wolfgang Petersen, aumenta la tensión jugando con las paranoias de la infección clásica, revela cómo la enfermedad se propaga de forma sencilla e inexorable. El equipo de científicos con traje y casco protector, analiza con incertidumbres a su enemigo microscópico, y busca la fuente de propagación: al mono desaparecido (cuya sangre lleva los anticuerpos desesperadamente necesarios).

Añaden un poco al estilo hollywoodense una emocionante persecución en helicópteros, no con mucho nexo con el hilo de la trama central del film. Lamentablemente, esto está a expensas de la tensión científica y gran parte de la credibilidad inicial de la película.

No oculto, que la tensión de la película me hizo perder mi acostumbrada siestuca, pero en algo pude disfrutar e incluso ilustrarme de lo complejo que es todo este mundo de la propagación de un virus, como nuestro actual coronavirus (COVID-19) y hasta donde aún están lejos los políticos de actuar con eficacia y de concienciar a los ciudadanos de tomar con responsabilidad la respuesta social exigida.

Jorge A. Capote Abreu

Santander, 26 de septiembre de 2020