La Organización Mundial de la Salud ha alertado de que los vaporizadores y los cigarrillos electrónicos «presentan riesgos claros para la salud y de ninguna manera son seguros», por lo que insta a los gobiernos a legislar sobre estos dispositivos para «interrumpir su promoción y su aceptación y prohibir que se realicen afirmaciones falsas o no comprobadas sobre ellos»
Ir a la fuente
Author: