Los canes desarrollaron un músculo facial para inducir una respuesta favorable de las personas hacía ellos, señala estudio.
Ir a la fuente
Author: