Así define Angelica Blandon la situación que se vive en Colombia:

«Nos gobierna una pandilla de delincuentes con su cabecilla en casa por cárcel.»