Flamenco es una forma de ser, una filosofía de vida, una expresión que trasciende el alma