Sesenta metros de cola para hacer el pedido. Gente sentada alrededor de una mesa, codo con codo, con sus tickets en la mano y la mirada concentrada en el llamador electrónico hasta ver sus luces encendidas y abalanzarse sobre la porción de pepperoni o Chick Norris, las dos opciones más pedidas en Hell’s Pizza, donde la pizza neoyorquina se abre paso en pleno Palermo.

Ir a la fuente
Author: lanacion.com