Corniero presenta DE LUNA Y CUNA

La obra que se presentará en “A son de mar” el 24 de marzo, se compone de 2 poemas de acogida, 38 nanas para dormir y una nana para despertar.

El poeta Juan Carlos Corniero Lera, colaborador de El Diario Montañés, se adentra con su nueva obra “Nanas cántabras de Luna y cuna” en el mágico mundo poético musical de las nanas aportando 38 nanas cántabras para dormir y una nana cántabra para despertar con motivo del bautismo iniciático literario de su primer nieto, que también lo es del periodista Claudio Acebo, a quien con las aguas de los ríos de Cantabria, Corniero, quiere abrirle las puertas de la Anjana para que la fantasía y el amor a las letras sean siempre un referente primordial en su vida, esperando que la lectura y la escritura le ayuden a comprender mejor el mundo mágico de las ciencias, acto que tendrá lugar el próximo 24 de marzo en “A son de Mar” y al que asistirán un reducido número de familiares del pequeño.

La obra según Fernando GomarÍn es de gran calidad y es una espléndida aportación al patrimonio cultural de Cantabria ya que dichas nanas basan su temática en diversos lugares de Cantabria, en sus tradiciones y en sus ríos y montes, haciendo un recorrido desde el Asón al Deva, o desde las Cuevas de Altamira a la Torre del Infantado, siendo un chorro de imaginación y fantasía desde la Pasá de Carmona a la Fuente de Cacho, en un poemario de Anjanas, cuines, brujas y culebres en el que el salmón vuelve a sus fuentes y en el bosque , donde habitan los lobos, los ciervos por amor pelean, en la “berrea”.

De Luna y Cuna está causando un gran impacto en el ámbito cultural cántabro por su originalidad, musicalidad y creatividad, de manera que a los pcocos días de ser escrita ya se ha interesado en ella el cantautor cántabro Marcos Bárcena, que ya está musicalizando varias nanas y va a hacer un llamamiento a otros cantautores y grupos musicales para la elaboración de un disco con las nanas cántabras de Corniero, cuya obra también tiene como novedad el diseño del primer “chupete cántabro”, y el que no saldrá por ahora a la venta, por lo que solo se podrá leer en la Biblioteca Central de Cantabria a la que se le donarán varios ejemplares, y por lo que reproducimos la Nana de Lebeña como adelanto a la presentación de la obra el próximo 24 de marzo-

Hay en Lebeña un olivo,
un olivo de la paz,
y hay un tejo celta altivo,
que quiere al cielo trepar.

Trepa, trepa, tu mi niño,
soñando con despertar,
a la luz del Paraíso
que es la luz de ese lugar,
en el que, remontando el río,
a los Picos llegarás,
no cojas, mi amor manzanas,
no sean del bien y el mal,
y me pierdas la inocencia,
mi niño, despierto ya.

Powered by WPeMatico