Jerusalén Este revivió el martes las escenas de tensión que precedieron hace un mes al mayor estallido bélico de los últimos siete años entre Israel y las milicias de Gaza. Cerca de 5.000 extremistas judíos marcharon ante el recinto amurallado de la Ciudad Vieja coreando reivindicaciones nacionalistas, en un desfile interpretado como un desafío al Gobierno israelí de amplia coalición constituido el domingo. El despliegue de más de 2.000 policías impidió que se registraran enfrentamientos con cientos de contramanifestantes palestinos y vigiló que la marcha siguiera el trayecto previsto, desviado de su tradicional recorrido por una zona con mayoría de población palestina.

Seguir leyendo

Ir a la fuente
Author: Juan Carlos Sanz

Powered by WPeMatico