Los últimos cambios en la política migratoria de Estados Unidos han provocado que más de 42.000 personas –en su mayoría de Centroamérica– tengan que vivir en ciudades fronterizas como la de Matamoros.
Ir a la fuente
Author: