Medios materiales y humanos para la justicia

El portavoz parlamentario de Ciudadanos (Cs) Cantabria, Rubén Gómez, ha señalado que “debemos esforzarnos” por dotar a la Justicia de “medios materiales y humanos” que permitan “reducir los tiempos de respuesta”, de manera que no se alargue “innecesariamente” el conflicto. Una situación que, en su opinión, “frustra las expectativas de los ciudadanos y genera desconfianza”, a la vez que supone “un obstáculo” para el desarrollo económico y social de Cantabria.

Así lo ha manifestado en la presentación de la Memoria Judicial correspondiente al año 2017 que ha tenido lugar en el Parlamento, donde también ha llamado la atención acerca de que el bipartito PRC-PSOE “parece más empeñado en invertir en proyectos fallidos que en incrementar los recursos destinados a la Administración de Justicia”. “Con una pequeña inversión se podrían lograr resultados extraordinarios”, ha subrayado Gómez, que ha incidido en que la comunidad autónoma destina 52,2 euros por habitante en materia de Justicia, “lo que nos sitúa por debajo de la media española”, ha dicho, “con un presupuesto de 57,12 euros por habitante”.

 El portavoz parlamentario de Cs ha apostado “por la cultura de la mediación”, que “tiene que extenderse” a todos los juzgados de Cantabria “sin dilación”. Además, ha abogado porque se amplíe el equipo psicosocial adscrito a las oficinas judiciales y se implante la Oficina de Asistencia a la Víctima de Delito con “medios materiales y humanos suficientes” para prestar una atención “integral” a través de “una red de oficinas en todos los territorios de Cantabria”.

 Por último, Rubén Gómez, que ha agradecido al presidente del Tribunal Superior de Justicia “la extraordinaria labor que desarrollan nuestros jueces impartiendo una justicia de calidad a pesar de la sobrecarga de trabajo que tienen que afrontar”, ha valorado positivamente la creación del nuevo juzgado de Torrelavega, y ha calificado de “necesidad objetiva” tanto puesta en marcha de un juzgado en Torrelavega, como la ampliación de uno más de primera instancia en Santander, además del incremento del número de magistrados en las secciones penales de la Audiencia