Mañana marcha el Rey a Cuba por primera vez en la historia. Esa aberración de mas de 500 años quedará subsanada.

Los cientos de miles cubanos con pasaporte español podrán ver como un Rey de España visita oficialmente Cuba, donde ofrecerá un homenaje para recordar a los más de 300 tripulantes muertos en el hundimiento de la flota del almirante Cervera, destruida por acorazados de Estados Unidos, y la loma de San Juan, donde perecieron 600 soldados españoles en la última batalla terrestre de la guerra de Cuba, que supuso el fin del imperio español. Antes visitarán La Habana que celebra su 500 aniversario donde se reunirá con el gobierno y distintos ciudadanos y empresarios españoles.

Ante las reacciones de la prensa fuentes diplomáticas españolas insistieron en que la visita no constituye un gesto de apoyo al régimen cubano, sino la superación de una anomalía: el hecho de que Cuba fuera el único país iberoamericano que no había visitado hasta ahora un rey de España; mientras que sí lo han hecho mandatarios de Francia, Italia o Portugal, el expresidente estadounidense Barack Obama e incluso dos Papas.