Marcano y Piñeiro anuncian que los cántabros podrán descargarse bonos por un importe de 100 euros para gastar en los comercios adheridos a la campaña

El consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Javier López Marcano, y el presidente de la Cámara de Comercio de Cantabria, Modesto Piñeiro, han presentado hoy la campaña de bonos comerciales, a la que el Gobierno regional destina un millón de euros a través de la empresa pública SODERCAN para estimular el consumo de la ciudadanía en el comercio minorista de Cantabria, con el fin de paliar, en parte, las consecuencias económicas de la crisis del coronavirus (COVID-19).

El consejero ha explicado que los ciudadanos podrán descargarse bonos por un importe de 100 euros por cada consumidor que podrán canjear en los comercios adheridos a la campaña con la proporción de un euro del bono por cada tres euros de gasto, con un consumo mínimo de seis euros, lo que generará un impacto de al menos tres millones de euros.

Tras su publicación este lunes en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), hoy se ha abierto un periodo de 20 días naturales, hasta el 25 de abril, para que los comercios minoristas de toda Cantabria puedan adherirse al programa y que los consumidores sepan en qué establecimientos pueden canjear los bonos.

La gestión, tanto de la adhesión al programa de los comercios como la obtención de los bonos por parte de los ciudadanos, se realizará a través de una plataforma en la web www.bonocomerciocantabria.com.

López Marcano ha detallado que los comercios participantes en el programa tendrán que inscribirse en la página web, en la que deberán crear un usuario y contraseña y cumplimentar un formulario con los datos básicos.

Finalizado ese periodo de adhesión, a partir del 26 de abril los consumidores podrán iniciar el proceso de obtención de bonos de forma sencilla y cómoda a través de la generación de un código QR en el móvil o en papel que el comerciante podrá identificar en la plataforma a través de ordenador o teléfono móvil.

Los bonos se irán descontando del perfil de cada consumidor a medida que vayan utilizándose en las compras hasta agotar los 100 euros. El período de canje tendrá una caducidad de diez días desde el momento que se descarguen de la web. Los bonos caducados sin canjear volverán a la bolsa común para poder volver a ser descargados por otros usuarios.

El presidente de la Cámara, Modesto Piñeiro, ha destacado que se ha fijado un gasto mínimo de seis euros para que alcance a todas las compras, y se ha mostrado convencido de que la campaña, la primera a nivel regional, va a dar un impulso importante al comercio. El consejero ha añadido que “para el que recibe todo es poco y lo que aportamos no resuelve los daños provocados por la pandemia pero contribuye a mantenernos dinámicos y esperanzados”.

Cheques de urgencia

López Marcano, que ha estado acompañado por la directora general de Comercio, Eva Bartolomé, y el consejero delegado de SODERCAN, Rafael Pérez Tezanos, ha recordado que a la par que se pone en marcha este plan de choque, la Consejería, a través de SODERCAN, continúa con la instrucción de las solicitudes de ayuda de los cheques de urgencia para pymes y autonómos de los sectores más afectados por la pandemia, que se aproximan ya a los 40.000 expedientes incluyendo el cheque resistencia y el cheque autónomos del año pasado, habiéndose pagado hasta la fecha más de 24,6 millones de euros en total en las distintas convocatorias.

Según ha explicado el consejero delegado de SODERCAN, se han instruido ya el 70% de los expedientes del cheque de urgencia 2, en el que se presentaron 6.625 solicitudes, y se han pagado ayudas por importe de 5,5 millones de euros.

Se pueden adherir al programa comercios de ropa, confección, calzado, piel y cuero, productos de droguería y perfumería, herboristería, equipamientos del hogar y la construcción, vinos y bebidas de todas clases, comercio de vehículos, aeronaves, embarcaciones, accesorios y recambios, al por menor de bienes usados, de instrumentos de música y recambios, lavanderías, tintorerías, salones de peluquería y belleza, servicios fotográficos y de enmarcación…. entre otros. Quedarán excluidos productos de alimentación y hostelería, farmacias, tabaco y combustible.

Cada establecimiento tendrá un máximo de 10.000 euros (10.000 bonos) para poder canjear. La Cámara de Comercio de Cantabria gestionará los trámites administrativos tanto para la recepción de los tickets como para el pago de los mismos a los comercios, que deberán liquidar quincenalmente los tickets o facturas vinculados a compras con bonos enviándolos por whatsapp, para evitar desplazamientos.

La Cámara los verificará para proceder a su pago a los comercios también quincenalmente y pondrá al servicio de comercios y usuarios un teléfono para atender y resolver dudas. Los establecimientos adheridos a la iniciativa contarán con un soporte técnico a través de atención telefónica de lunes a sábado en el número de teléfono 942 94 80 23.