El PP muestra preocupación por los malos datos de negocio de la industria cántabra

Lorenzo Vidal de la Peña considera que si el Gobierno PRC-PSOE sigue sin hacer nada, Cantabria está abocada a ser una comunidad de servicios y contratos temporales mientras dure el buen tiempo

El diputado regional y portavoz de Industria del Partido Popular, Lorenzo Vidal de la Peña, ha mostrado hoy su preocupación por los malos datos de negocio de la industria regional, ha advertido de que “sitúan a Cantabria un paso más cerca de la pesadilla económica” y ha instado al Gobierno de Cantabria a tomarse en serio la situación del sector.

Después de que los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) hayan situado a Cantabria como la comunidad autónoma en la que más cayeron los pedidos (un 13,9% anual menos frente al 3,3% de descenso nacional) y como la sexta con un recorte más acusado y peor que la media nacional en la facturación (un -6,3% en junio respecto al mismo mes de 2018), Vidal de la Peña ha señalado que “si el Gobierno PRC-PSOE sigue sin hacer nada, Cantabria está abocada a ser una comunidad de servicios y contratos temporales mientras dure el buen tiempo”.

Los datos registrados por Cantabria este mes son para el parlamentario popular “negativos sin paliativos” y “muestran de nuevo una Cantabria que frena en seco mientras España avanza”. En este sentido subraya que de enero a mayo la entrada de pedidos en la industria ha bajado un 1,5% en Cantabria en comparación con el mismo periodo de 2018, mientras crecía en España un 3,1%.

Ante estas cifras Vidal de la Peña ha insistido en que los cambios estructurales necesarios “son urgentes” y “no se hacen en dos días”. Y ha pedido poner en marcha un plan integral para Cantabria de larga duración, con una visión clara de lo que se quiere para la región, que ayude en esos cambios estructurales.

“Hemos perdido una legislatura y perderemos otra mientras el Gobierno no se tome en serio la situación de la industria. Es hora de que el Gobierno de Revilla deje de esquivar la situación anunciando fantasías y empiece a gestionar la realidad porque los datos ponen sobre la mesa que ya vamos tarde. O el Gobierno se lo toma en serio o a los cántabros no nos va a quedar más que rezar a la Asunción pidiendo un milagro”, ha apostillado el diputado, recordando que el sector industrial es el tractor que tira de las economías y crea empleos estables.

A juicio Vidal de la Peña los datos publicados por el INE son “totalmente coherentes con la foto de la comunidad que muestran la EPA y los datos mensuales de empleo: una Cantabria en la que, si esto sigue así, los cántabros mirarán al cielo para saber si van a tener trabajo o no cada mes”.

El diputado ha considerado que para hacer frente a esta situación, el Gobierno de Cantabria necesita toda la ayuda posible y ha mostrado su confianza en que tenga la humildad de pedirla y la disposición a aceptarla porque después de la legislatura pasada ya ha quedado claro que solos, no pueden.

“Sé por experiencia propia que el empresariado va a estar dispuesto a implicarse en las medidas para sacar adelante Cantabria, y sé que van a encontrar en el Parlamento gente dispuesta a trabajar con toda lealtad y más allá de las siglas para ejecutar un Plan de larga duración que desarrolle sectores estratégicos como el industrial. Lo que no sé es si hay alguien en el Gobierno trabajando en ello tanto como trabajan en negar la realidad que los datos se empeñan en demostrar”, ha finalizado el empresario y diputado.